viernes , 24 noviembre 2017

¿Qué dijo?: Maduro enciende las redes sociales tras su entrevista en “Salvados”

El cara a cara entre Jordi Évole y Nicolás Maduro era uno de los ‘Salvados’ más esperados de la temporada y, como era previsible, este invitado excepcional dejó más de una perla para el recuerdo. Aún así, y habiendo calificado el presidente venezolano la entrevista con algo peor que estar en Guantánamo, da la sensación de que lo ‘mejor’ se lo han dejado para la segunda parte, que se emitirá la semana que viene.

Una de las ideas más repetidas y esgrimidas por Nicolás Maduro durante su participación en ‘Salvados’ fue, sin duda, que la culpa de la mayoría de los males que se dan en su país la tiene la guerra económica del Imperio. Eso y poner en duda la fiabilidad de las fuentes consultadas por Évole fueron argumentos más que recurrentes.

A la pregunta de si es consciente de que hay gente que lo pasa mal en Venezuela, su respuesta fue: “Soy consciente de los que lo pasan mal y de los que lo pasan bien”. Aprovechó ese momento para alabar el funcionamiento de los Comités locales de abastecimiento y producción, conocidos popularmente como CLAP y que implican la entrega de bolsas con alimentos. Évole, citando datos de Caritas, destinó la primera parte de la entrevista a preguntar al presidente bolivariano sobre los problemas de abastecimiento tanto de alimentos como de medicamentos.

Pero Maduro no dio por buenos los datos porque según él, “todo lo vinculado en Venezuela a la Iglesia Católica está contaminado”. Además, contraatacó asegurando que existe cierta “hipersensibilidad” de los medios internacionales hacia estos temas en Venezuela, pero que si mirasen en sus propias ciudades también encontrarían familias en situación de pobreza extrema. Y ponía como ejemplo Madrid y Zaragoza.

En cuanto a la escasez de medicamentos, “la culpa es de las mafias del medicamento” que dada “la calidad y el costo de los medicamentos en Venezuela” se los llevan fuera dejando desabastecido al país. En esto también son víctimas “de la guerra económica que solo el sistema revolucionario” puede solucionar, argumentó.

Maduro desacreditó en varias ocasiones las fuentes consultadas por Évole. Ni Cáritas, ni Transparencia Internacional, ni el Foro Penal Venezolano le parecen fiables. Incluso, en un momento de la entrevista –quizá el más tenso de esta primera parte– acusa a Évole de haber ido a confirmar lo que él creía de antemano. “Estás intentando validar la visión que te han metido en la cabeza. Te aplaudo. Lo validaste”, le espeta.

Durante el transcurso de la conversación, en la que había números miembros del equipo de Maduro presentes como puede apreciarse cada vez que se abre el plano al volver de publicidad, el sucesor de Chávez en el cargo asegura que él siente el dolor de su pueblo porque es uno de ellos. “No cerramos los ojos a la realidad, el dolor de nuestro pueblo es nuestro dolor. Yo no vengo del Ibex-35, ni de la monarquía de los Borbones, ni de la supremacía blanca e imperial“, dice.

Y llega el momento de preguntar por Leopoldo López y el golpe de estado. Para Maduro, en Venezuela no hay presos políticos, lo que hay es “políticos que han cometido delitos que han sido juzgados por los tribunales. Ninguno está preso por haber defendido una idea”. Esa es su versión.

En este contexto es cuando se produce una de las preguntas más incisivas y ágiles de Évole que le pide al entrevistado que le aclare si es que, según él, hay golpes buenos y golpes malos ya que en Venezuela se celebra cada año el golpe por el cual Chávez ascendió a la presidencia. La respuesta no tiene desperdicio: “Todos los golpes de Estado en los últimos 100 años en Latinoamérica han sido dirigidos desde Estados Unidos. Lo del 4 de febrero de 1992 fue una insurrección militar, no un golpe”.

Para quienes aseguran que en Venezuela está instaurada una dictadura, Maduro también tiene una perla: “Una dictadura es venir en 1492 a exterminar a los indios”.

La entrevista acaba con una auténtico cliffhanger, como si fuese una serie que acaba su primer capítulo en el mejor momento para instar al espectador a ver el siguiente. En el caso del cara a cara de Évole y Maduro en ‘Salvados’, una sonrisa del segundo cuando el primero le pregunta por la situación catalana. La respuesta, el próximo domingo en La Sexta en una nueva entrega de ‘Salvados’.

>>>> Click aquí para ver video <<<<

Yahoo

Puede interesarle...

Policía mata a dos asaltantes mientras llevaba a su hijo en brazos (+Video)

Un policía que estaba fuera de su horario de servicio y que llevaba a su …