viernes , 24 noviembre 2017

Mató a 17 personas con leche envenenada para escapar de un matrimonio forzado

Los matrimonios de conveniencia son una práctica habitual en Pakistán, por lo que en ocasiones las mujeres paquistaníes intentan escapar de un destino forzado. Este parece ser el caso de Aasia Bibi, que ha comparecido ante el tribunal de la ciudad de Muzaffargarh acusada de matar a 17 miembros de su familia en el intento de acabar con la vida de su nuevo esposo con leche envenenada.

Según las autoridades del país, la mujer, de 21 años, puso veneno en la leche de su reciente marido y, sin querer, acabó matando a buena parte de su familia. En declaraciones a los periodistas, Bibi ha explicado que sus padres la obligaron en septiembre a casarse con un pariente.

“Mis padres rechazaron todas mis súplicas”

La chica también detalló que de manera reiterada le pidió a sus progenitores su negativa a un matrimonio forzado, ya que su religión, el Islam, también permite a la mujer elegir al hombre con el que se va a casar. “Pero mis padres rechazaron todas mis súplicas”, ha dicho la joven, que asegura que advirtió a su familia que estaba dispuesta a hacer cualquier cosa para romper su reciente matrimonio.

Así es que Bibi recurrió a su novio, Shahid Lashari, para encontrar una sustancia venenosa que acabara con la vida de su marido, según ha relatado a AP el jefe de la policía local de la ciudad donde han sucedido los hechos, Sohail Habib Tajak. La misma fuente ha detallado que la mujer mezcló el veneno con leche y se lo dio a beber a su marido, que se negó a tomárselo.

La mujer contó con la ayuda de su novio para encontrar el veneno
La policía ha asegurado que no está todavía claro cómo el veneno acabó en la boca de los 17 miembros de la familia muertos. No obstante, cree que la suegra de Bibi usó la leche contaminada para hacer lassi, una bebida a base de yogur popular en el sur de Asia. Cuando la mujer lo sirvió a la hora de comer, 27 miembros de la familia perdieron el conocimiento y fueron hospitalizados.

Según los informes, 17 de los miembros de la familia han muerto en los últimos días, incluida una niña, y los otros 10 siguen en el hospital. Bibi inicialmente negó las acusaciones, pero en la audiencia de la corte del martes, admitió que el veneno iba destinado a su marido y lamentó lo ocurrido, según la AP.

La procesada lamenta la muerte de 17 miembros de su familia, entre ellos una niña

lavanguardia.com

Puede interesarle...

Policía mata a dos asaltantes mientras llevaba a su hijo en brazos (+Video)

Un policía que estaba fuera de su horario de servicio y que llevaba a su …