domingo , 16 diciembre 2018

Instagram, Facebook y Snapchat, las redes donde ocurre la mayoría de los casos de ciberbullying

El 2 de octubre se celebra el Día Internacional de la No Violencia, una conmemoración inspirada en el aniversario del nacimiento de Mahatma Gandhi, líder del movimiento independentista de la India y pionero de la filosofía de la no violencia, reseña Infobae.

Inicialmente, la violencia estaba restringida a la acepción física a gran escala, como guerras u otro tipo de contiendas entre países, pero con el tiempo, su noción se fue diversificando y ampliando con foco en el ciudadano. Hoy sabemos que existen múltiples configuraciones y escenarios de violencia, incluso dentro del aula. Un ejemplo de esto es el bullying.

Numerosos estudios demostraron que este fenómeno produce consecuencias negativas que van del desajuste social y psicológico entre los alumnos al aislamiento, baja autoestima, depresión, ansiedad, ira, ausentismo escolar, descenso del rendimiento académico y hasta suicidio, entre otros.

Un informe de Unicef sobre la violencia escolar en América Latina y el Caribe revela que entre 50 y 70% de los estudiantes estuvieron involucrados en algún tipo de agresión entre iguales. En esta línea, un estudio realizado en 16 países latinoamericanos reportó prevalencias de bullying que oscilan entre el 13 y 63%, concluyendo en que se trata de una problemática de gran magnitud.

En algunos casos, la misma tecnología constituye un instrumento propicio para el bullying, ya que las maneras de violentar o degradar exceden los espacios físicos. Este proceso es conocido como ciberbullying y afecta a uno de cada cinco niños a nivel mundial.

Esta estructura de violencia puede definirse desde el mismo marco que el bullying tradicional, y se entiende como la intimidación o agresión intencional y continuada a través de medios electrónicos como teléfonos móviles o internet, dando lugar a un desbalance de poder entre el agresor y la víctima.

¿Cuáles son las plataformas más utilizadas? Según una investigación llevada a cabo por la institución antibullying Ditch The Label, un 42% de los jóvenes intimidados fue atacado por Instagram, mientras que el 37% sufría agresiones vía Facebook y 21% por Snapchat. Además, se identificó que las formas más comunes de ciberbullying incluyen comentarios desagradables publicados en perfiles y fotos, mensajes privados indeseados y la creación de perfiles falsos usando la imagen e información de la víctima.

Formas de combatir el bullying

“Tenemos que ver el panorama completo, no podemos decir únicamente que los docentes deben ser los responsables de estar atentos a las señales, tenemos que también asegurar que ese joven tiene contención en otros ambientes, como en la casa, en su entorno, entre otros”, describió a Infobae el psicopedagogo argentino Alejandro Castro Santander, uno de los mayores expertos en bullying del país. Integra la cátedra Unesco de Juventud, Educación y Sociedad y fue el director del Observatorio de la convivencia escolar de la Universidad Católica Argentina (UCA), y se destaca como especialista en gestión de la convivencia y prevención de la violencia en el ámbito escolar.

Existen diversas acciones para combatir el bullying y ciberbullying y la misma tecnología, que en ocasiones favorece la agresión, puede, a su vez, conformar un aliado para ponerle un alto. La plataforma Instagram, por ejemplo, bloqueó muchas de las palabras denostativas para que no puedan ser utilizadas, una situación que si bien no evita el acoso en su totalidad, permite aminorarlo.

“Uno de los puntos más importantes que no tenemos que olvidar es que cuando uno habla de ciberbullying y del acoso o violencia escolar desde las nuevas tecnologías, lo hacen desde el colegio y muchas veces desde la propia casa, y uno ahí se tiene que poner a evaluar cuál es el factor familia y entorno”, describió Santander. “Hoy quienes seguimos este tema insistimos mucho en la gestión de la convivencia escolar; un tema complejo, porque la convivencia es compleja y necesita de una formación especial de los directivos y los docentes”.

Por otro lado, instituciones como American Phsichologican Association (APA) recomiendan algunas medidas orientadas a los maestros, padres y alumnos, con el fin de prevenir el bullying y ciberbullying. A continuación, los puntos más destacados:

-Estar informados y alertas: el acoso generalmente ocurre en sitios sin mucha supervisión, es por eso que los diferentes actores deberán estar alertas. Los padres deben estar atentos de las actitudes y autoestima de sus hijos y llevar un estricto registro de salud y comportamiento, y los maestros, por su parte, tienen que poner atención a cualquier conversación violenta o sospechosa. Para ello, existen plataformas como SchoolTrack que permiten cruzar el historial clínico y la información conductual y académica de los alumnos.

-Participación conjunta: debe existir una comunicación constante entre el colegio y la familia de alumnos, con un vínculo de confianza donde se traten con absoluta transparencia estos asuntos. Instituciones como Colegium crean soluciones con este objetivo, como CommTrack y Mensajería, que brindan la posibilidad de mantener más informados a los padres del estado de sus hijos. También hay otras plataformas donde los tutores tienen acceso a verificar calificaciones, asistencia y comentarios positivos o negativos por parte del cuerpo docente, entre otras cosas (SchoolNet y EduFácil).

-Informar sobre el ciberbullying y otros riesgos del mal uso de la tecnología: entregar información a hijos/as y alumnos/as sobre las conductas de riesgo en la red es responsabilidad de los adultos. Existe una campaña internacional llamada “Yo Cuido mi Huella” donde se puede descargar una clase interactiva sobre cómo cuidar la huella digital en formatos aptos para abordar en el hogar o dentro del aula.

-Enseñar a los alumnos a hacer frente al acoso: mientras no se pueda tomar alguna medida a nivel administrativo, hablar del tema con los niños/as y jóvenes es esencial, tanto desde el rol docente como familiar. Practicar y/o crear estrategias enérgicas a fin de manejar la situación resulta muy útil y, si es necesario, se debe recurrir a la asesoría profesional.

Infobae

Puede interesarle...

Cuatro perros esperaron a las puertas de un hospital a que su dueño fuera atendido en urgencias

Como cada día, al terminar su turno de trabajo, Cris Mamprim salió del hospital y …