martes , 26 marzo 2019

El libro victoriano que podía matar a sus lectores con solo tocarlo

Los estampados predominaban dentro de la tendencia en las decoraciones victorianas, pero quién podría pensar que detrás de una pesada cortina, oscuros muebles empapelados o alfombras y paredes estampadas se escondía un agente químico mortal: El arsénico.

Los empapelados estampados con motivos delicados y vintage, que revolucionaron la última moda en el siglo XIX, utilizaban dentro de su fabricación el arsénico para lograr dichos diseños.

El arsénico es una sustancia química que al ser ingerida directamente, provoca la muerte de la persona. Es por ello, que en la época victoriana surge el popular “polvo de la herencia”, utilizado para “desembarazarse de familiares ricos y ancianos” mediante el arsénico que destilaban las paredes, informó BBC Mundo.

Entonces surge la propuesta del estadounidense Robert M. Kedzi en su libro “Shadows from the Walls of Death” (Sombras de las paredes de la muerte”), publicado en 1874, advirtiendo los peligros escondidos detrás del empapelado.

En su teoría explicó todas las consideraciones pertinentes para evadir la utilización de los estampados. Pero dentro del libro incluyó 84 muestras de arsénico convirtiendo el ejemplar en una amenaza mortal.

“Los que lo leían y pasaban las páginas en las que se encontraban las muestras del papel de pared, entraban en contacto con el arsénico que éstas contenían, lo que podía llegar a tener consecuencias fatales”, citó BBC Mundo.

Tiempo después al menos 100 ejemplares distribuidos en bibliotecas y distribuidores de Estados Unidos fueron destruidos, dejando solo cuatro copias en existencia.

Actualmente la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos digitalizó una copia.

BBC

Puede interesarle...

Una bebé nace “embarazada” de su hermano gemelo

Un extraño caso de una bebé embarazada de su hermano gemelo ocurrió en Barranquilla, Colombia, …