sábado , 15 diciembre 2018

Dicom espera inyección de los €2.000 millones

La promesa de una inyección de 2.000 millones de euros al sistema cambiario hasta la fecha sigue sin verse materializada en las siguientes 39 subastas luego de que fuera anunciada por el vicepresidente de Economía, Tareck El Aissami, publica Panorama.

Según lo establecido, sería en noviembre que iniciaría la inclusión de la elevada suma. Hoy poco resta para el cierre del mes, en el que no se asoma todavía una posibilidad de concretar lo prometido.

Por el contrario, la cifra total de la cantidad subastada en esa divisa se acerca a los 5 millones, otorgados al sector productivo del país transcurrido mes y medio del anuncio.

La puja por dólares ha marcado un total de 120 millones adjudicados durante ese mismo lapso.

El economista Leonardo Buniak, analiza estos márgenes como “infinitamente inferiores” a los requerimientos de importación de un país como Venezuela, que “en sus mejores momentos del 2011, 2012 y 2013 importaba niveles entre 44 mil y 52 mil millones de dólares, que da un promedio por encima de los $ 3.500 y 4.000 millones al mes”.

Buniak resalta que esta situación resulta sumamente complicada para la economía del país, afectando inclusive la perspectiva para el próximo año, cuya proyección, aseguró, se ve “mucho más difícil, estaríamos importando en el año 2019 por debajo de los 8.000 millones de dólares”.

El especialista afirmó que “toda promesa de inyección por parte del Gobierno, o de €2 mil millones, siempre va a estar condicionada por la verdadera disponibilidad de divisas que tiene el país”, y que con el actual escenario “lo que estamos observando es el incumplimiento por parte del Ejecutivo de la inyección de divisas prometida, lo que es una clara manifestación severa del deterioro del flujo de caja, de tesorería en moneda extranjera”.

Aseguró que esto se presenta en un contexto “de caída”, marcado por “el declive tan importante” en el nivel de producción petrolera, sumado a una caída en el precio del barril, lo que a juicio de Buniak, deja a la imaginación un poco alentador escenario de ingresos para inicio de 2019 y el resto del año.

También apuntó que el Gobierno ha elegido la estrategia del default selectivo, teniendo ciertos instrumentos de deudas y bonos que no han sido honrados, únicamente habiendo saldado el 2020, que implica el 51,1% de las acciones de Citgo, empresa venezolana en el extranjero (Estados Unidos).

El economista alertó que el pago de deudas podría haberse hecho “sin duda, a expensas de la asignación de divisas para importaciones”, afectando la distribución de divisas al sector productivo para que adquieran su materia prima, productos semi terminados y terminados, como parte de una “ecucación interna”.

El pasado 16 de octubre, El Aissami informó sobre la intervención del Ejecutivo nacional en el mercado cambiario, con la inyección de 2.000 millones de euros para robustecer la compra-venta de divisas en el país.

Dijo también que el Gobierno haría ofertas en moneda extranjera en noviembre y diciembre a los sectores productivos. Fue hasta después de la subasta 26 que el reloj comenzó a correr a la espera de una promesa que, transcurridos múltiples “tic tac”, aún no se ve concretada.

Desde 2014, Venezuela padece una sequía de dólares, tras el desplome de los precios del petróleo, situación que solo se ha visto agravada con la profunda caída de la producción petrolera, fuente de 96% de las divisas que ingresan al país.
Tras el relanzamiento del Dicom, se ha ido mo

viendo moderadamente el mercado cambiario, que registró un repunte significativo de la compra de divisas por parte de personas naturales.

Casi agotado el mes once, resta diciembre para cerrar el margen delimitado para inyectar las divisas a un esperanzado Dicom, que está aún en sala de espera.

Panorama

Puede interesarle...

Cerca de 600 venezolanos retornan desde Perú y Ecuador con el Plan Vuelta a la Patria

En una jornada de traslado especial, cerca de 600 venezolanos retornarán este sábado a territorio …