INTERNACIONALES

Influencer tomó licuado de proteínas y quedó en coma por meses

Una reconocida influencer, originaria de España, sorprendió a sus seguidores al revelar que estuvo en coma por varias semanas, luego de que ingirió un licuado de proteínas en el gimnasio donde entrenaba. Según el testimonio de sus seres queridos, Marta Pérez acudió hacer ejercicio, cuando uno de los entrenadores le sugirió tomar una bebida para mejorar su desarrollo físico; la joven, de 19 años de edad, aparentemente accedió y bebió el batido, pero las cosas se salieron de control y terminó en coma.

De acuerdo con los médicos, que atendieron a la influencer, el entrenador no le comentó que la bebida tenía pistache, un alimento al que ella era alérgica. Como consecuencia de ingerir pistache, Marta sufrió shock anafiláctico, el cual derivó en un paro cardiorrespiratorio y quedó en coma.

Marta era alérgica al pistache, comió uno y cayó en coma

Los padres de la joven la trasladaron a un hospital local, donde recibió atención por los daños que sufrió. La mujer actualmente se recupera favorablemente de sus lesiones. En sus redes sociales, donde tiene más de 17 mil seguidores, sus seres queridos han compartido actualizaciones sobre su estado de salud; incluso, en algunos videos se puede ver a la misma Marta realizando acciones simples como comer y sujetar las cosas con sus propias manos, ya que sus padres aseguran que les emociona ver a su hija recuperándose de forma favorable.

“Así que seguiremos buscando por todo el mundo, si hace falta, incasablemente, tratamientos o médicos que la puedan ayudar, estamos convencidos que ella lo conseguirá porque os lleva a todos vosotros de la mano y está en vuestros corazones. ¡Marta no esta sola!”, escribieron los padres de Martha en redes sociales como X. Agregaron que “hemos tenido que luchar mucho para todo. No es justo. Y, además, sufriendo cada momento por si nos van a echar del hospital, si no nos renuevan, denunciando públicamente para conseguir que aprueben las intervenciones y tratamientos que necesita Marta”.

Fuente: El Heraldo