Georgina Rodríguez enfrentaría problemas legales en Arabia Saudí

Desde su mudanza Arabia Saudí, la modelo Georgina Rodríguez, pareja del futbolista portugués Cristiano Ronaldo, ha estado en varias ocasiones en el centro de la polémica. Así mismo, ha destacado por usar costosos vestidos para cautivar a sus fans. Sin embargo, su más reciente aparición podría costarle algunas multas porincumplir el código de vestimenta del país.

Si bien, hace poco, Rodríguez aseveró sentirse feliz con el reciente fichaje del portugués en el equipo de fútbol saudí, hasta ahora, no ha dejado de lucir sus prendas escotadas, con aberturas en las piernas y más detalles que le permiten lucir un poco más de piel de lo permitido en esa nación musulmana. Así lo refirió el portal El Tiempo.

La esposa del futbolista ha portado en más de una ocasión la prenda típica saudí: la abaya. Sin embargo, en su más reciente salida, la mujer de 28 años disfrutó de una velada en el restaurante francés «Le Maschou», que tiene un estilo medieval, sin esta prenda y usando un atrevido estilo no acorde con las costumbres del país.

En esta salida, usó un minivestido oscuro ajustado que combinó con unos tacones blancos. Si bien cumple con la norma de cubrir los hombros, incumple con la de cubrir las rodillas, pues su vestido llega a la mitad del muslo. Esto podría valerle problemas con el gobierno de esta nación.

Es importante destacar que Rodríguez no debe vestir el tradicional vestido largo y negro, peor sí respetar algunas normas que se aplican a las mujeres extranjeras.

«Deben vestir modestamente en todo momento, cubriendo sus rodillas y hombros», indica parte de la normativa.

Del mismo modo, se especifica que las prendas que no se deben usar, bajo ninguna razón, en público son las blusas sin mangas, los vestidos cortos, las blusas holgadas, los pantalones cortos, las blusas cortas y las minifaldas.

La Oficina de Turismo de Arabia Saudita cuenta con una tabla en la que muestra las infracciones del Reglamento de Gusto público. Queda claro que la primera vez que un turista comete esta infracción, debe pagar una multa de 100 riyals (unos $26). En la segunda ocasión, la multa es de 200 riyals (poco más de $50).

Fuente: El Farandi