Mujer usó el cadáver de su hija de 5 años como mesita de noche

Vanesa Mansilla es señalada por la muerte de su bebé. También de planificar algo atroz: esconder el cadáver de su hija en una caja de cemento que luego usó como mesa de noche en su habitación.

La fecha de la muerte de la niña de 5 años no está clara. Pero sí se conoce el lugar del deceso: calle Catamarca del 3900 en San Andrés, Argentina.

También se sabe que falleció a causa de una enfermedad preexistente y una afección respiratoria, según determinó el informe forense del Cuerpo Médico Forense de San Martín.

Los expertos llegaron hasta la casa de Vanesa Mansilla luego de que el papá de Milagros denunció ante los cuerpos policiales que tenía días sin verla. La denuncia por averiguación del paradero quedó registrada el 24 de octubre.

Tras una serie de pesquisas, los funcionarios de la Delegación Departamental de Investigación de San Martín llegaron a la casa de Vanesa para entrevistarla por el caso. Fue durante la conversación que la mujer confesó y los uniformados supieron donde estaba la niña.

Vanesa contó que un día despertó de una siesta y la encontró con moco y baba en su boca. Se asustó al verla muerta, declaró a los policías. Por eso, la joven, de 27 años, dijo que decidió meter el cuerpo de la niña en una bolsa y después en la caja.

Explicó que llenó la caja con el cemento que consiguió en una construcción cercana a su residencia. Y, cuando estuvo seca, la colocó en la habitación a un lado de la cama, como mesa de noche. Vanesa es señalada de homicidio culposo.

Aunque no se precisa la fecha del caso, las autoridades estiman que el deceso ocurrió en julio. Ese mes, la joven contó a su familia que Milagros estaba con su padre y que por eso no estaba con ella.

Clarín reseña que los vecinos de Vanesa dicen que no quería a la pequeña porque nació prematura y que dedicaba más atención a sus otros dos hijos.

Fuente: Meganoticias