Feminicida que huyó de Venezuela fue apresado con droga en Perú

El venezolano Carlos José Aponte Uise (32 años), fue detenido en el distrito San Martín de Porres de la ciudad de Lima en Perú, cuando presuntamente comercializaba droga, el 29 de septiembre. Aponte Uise está solicitado en su país por el delito de feminicidio.

Aponte Uise es señalado por la policía de ser el autor material del crimen de su pareja sentimental Yatsika Rebeca López Pérez (36 años), exteniente del Ejército Bolivariano. Este crimen ocurrió en febrero de 2022 de la urbanización El Deleite, del municipio Urdaneta de los Valles del Tuy, estado Miranda.

De acuerdo con una publicación del medio La República, agentes de División de Homicidios y de la Brigada Especial de Investigación Contra la Criminalidad Extranjera (Beicce), de la Policía Nacional del Perú (PNP), obtuvieron el dato de que un hombre estaba vendiendo tres tipos de drogas en la cuadra 6 de la avenida Tomás Valle.

Al verse descubierto, el hombre intentó escapar, pero fue detenido. En los bolsillos de su pantalón se encontró una bolsa con 51 envolturas de cocaína. También llevaba marihuana y tusi (droga sintética).

Tras una consulta a la Interpol Perú, las autoridades conocieron que Aponte Uise tiene una orden de captura internacional y está solicitado por el Tribunal Quinto del Circuito Judicial Penal de los Valles del Tuy por feminicidio agravado en contra de su esposa.

Al ser detenido, el hombre confesó el crimen y en los próximos días se le iniciará un proceso de extradición a Venezuela, según reseña La República.

El homicidio

Yatsika Rebeca fue encontrada sin vida el 11 de febrero, en la casa número 67, ubicada en la calle 5 de la urbanización El Deleite de Cúa, en los Valles del Tuy, estado Miranda. Un extraño olor que salía de la vivienda obligó a sus vecinos y allegados a forzar la puerta principal.

La mujer estaba en su habitación con siete heridas por arma blanca y en estado de descomposición. La data de muerte era de 8 días. Las autoridades hallaron dos shorts y una funda de almohada, impregnados de sangre, como evidencia de interés criminalístico.

En aquella oportunidad los familiares de Yatsika Rebeca contaron a El Pitazo que su pariente desertó del Ejército debido al poco sueldo que recibía y abrió una guardería en su residencia. Para ese momento tenía cuatro años de relación sentimental con Carlos José Aponte Uise.

La semana que transcurrió hasta que encontraron su cadáver, los parientes de Yatsika Rebeca le enviaron mensajes a su teléfono celular, al ver que no respondía las llamadas.

“Voy a Trinidad y Tobago; me salió un negocio. Regreso de miércoles a viernes para luego irme a Medellín”, ese mensaje lo recibió su hermana como respuesta; sin embargo, Yatsika Rebeca estaba muerta. Su móvil lo tenía Carlos José Aponte Uise.

Yatsika Rebeca procreó dos hijos, de 15 y 17 años, en una primera relación. Cuando los dos jóvenes se enteraron de lo ocurrido, estaban en Bogotá, Colombia. Habían comenzado su viaje hacia los Estados Unidos (EE. UU.). Regresar a Venezuela era cuesta arriba, así que decidieron seguir su camino. Yatsika Rebeca fue sepultada el 13 de febrero. Sus hijos no asistieron a su funeral.

Fuente: El Pitazo