El ‘Rechazo’ se impone en el Plebiscito Constitucional en Chile

El Servicio Electoral (Servel) de Chile reportó la ventaja del ‘Rechazo’ a la nueva Constitución en el plebiscito que se llevó a cabo este domingo y que representó una jornada histórica sin incidentes y con insistentes llamados a la unidad nacional más allá de los resultados.

Con el 72 % de las mesas escrutadas, el ‘Rechazo’ obtiene el 62.20% de los votos frente al 37.80 que alcanza el ‘Apruebo’. La participación fue del 75% del padrón, lo que implica un récord en el país sudamericano.

Antes de que se dieran a conocer los resultados, el presidente Gabriel Boric invitó al Palacio de la Moneda a los presidentes de los partidos y a los líderes de la Cámara de Diputados y del Senado para que mañana participen en una reunión en la que analizarán en conjunto los pasos a seguir en el proceso constituyente.

Ahora tendrán que resolver el mecanismo que diseñarán para avanzar en pos de otra propuesta constitucional que obtenga el consenso que no logró la que se plebiscitó este domingo.Mientras tanto, en Chile seguirá rigiendo la Constitución que se aprobó en 1980 y que dejó como herencia el fallecido dictador Augusto Pinochet.

Durante los reportes que las autoridades ofrecieron a lo largo del día, destacaron la ausencia de irregularidades, las largas filas que se formaron en las casillas y el clima de paz en el que se llevó a cabo la votación.

Más de 15 millones de chilenos fueron convocados este domingo para aprobar o rechazar el proyecto de una nueva Constitución que fue elaborado durante un año por una convención de 154 miembros electos por votación popular.

Boric acudió a votar muy temprano, en cuanto abrieron las casillas. Al salir, recordó la trascendencia de la consulta.

«Este momento histórico seguramente va a quedar guardado en nuestra memoria por mucho tiempo, nos están mirando, desde todo el mundo, ejerzamos nuestro derecho y deber a escribir nuestra historia, con responsabilidad, con tranquilidad, con mucha alegría», dijo.

En un afán de desdramatizar sobre los resultados, el mandatario convocó a la ciudadanía a sentir orgullo porque ha logrado resolver sus momentos difíciles como país con más democracia.

También destacó que la apuesta es a construir un país en unidad. «Independiente cuál sea el resultado, el rol que voy a jugar yo como presidente de la República, en conjunto con todos ustedes, es en encontrarnos como país, en avanzar en justicia, igualdad, en mayor desarrollo y crecimiento para todos y todas», dijo.

Al mediodía, la ministra secretaria general del Gobierno, Camila Vallejo, confirmó que la jornada se estaba llevando a cabo sin mayores incidentes.

«Tenemos un balance positivo, no solamente por la alta participación de los ciudadanos y ciudadanas, sino también porque están funcionando nuestras instituciones, el Servel, los locales de votación, queremos agradecer a todos quienes están contribuyendo a que esta jornada sea participativa, sea segura, sea tranquila, sea democrática», dijo en una conferencia de prensa.

Expresidentes

Después de votar, los exmandatarios chilenos Sebastián Piñera (2010-2014 y 2018-2022), Michelle Bachelet (2006-2010 y 2014-2018), Ricardo Lagos (2000-2006) y Eduardo Frei (1994-2000) coincidieron en subrayar la importancia de seguir trabajando para fortalecer la democracia en Chile.

«Dejemos fuera la cultura de la cancelación, necesitamos una cultura de mayor libertad, en los últimos tiempos la división y la confrontación han pasado todos los límites», dijo Piñera, al recordar el intenso clima de polarización que rodeó al plebiscito entre los promotores del ‘Rechazo’ y del ‘Apruebo’.

Aunque la derecha que él representa hizo campaña por el ‘Rechazo’, el expresidente aseguró que tanto él como su partido tienen un compromiso con avanzar hacia una nueva «y buena» Constitución y lo van a cumplir.

Bachelet, quien votó en Ginebra, Suiza, e hizo campaña por el ‘Apruebo’, advirtió que es importante entender que el país reclama más igualdad, justicia social y derechos.

«Las demandas de los chilenos, si gana el Rechazo, no van a quedar satisfechas, y por lo tanto el mandato sigue estando vigente y hay que hacer un nuevo espacio de participación que permita que la política se haga cargo», señaló.

Frei, por su parte, destacó la importancia de que, más allá del resultado, se logre avanzar hacia una Constitución que represente a todos y que sea apoyada por una gran mayoría «para no seguir en esta incertidumbre, en este permanente ambiente de intolerancia, Chile se merece tener paz para progresar».

En el mismo sentido declaró Lagos, quien lamentó que, lo que debió ser una fiesta de reencuentro de los chilenos, terminó siendo un proceso «en estado de odiosidad» y altamente polarizado.

«Esto me preocupa enormemente, tenemos que ser capaces de tener convergencia y unidad. Lo importante es entender que, frente a este tema, tiene que haber convergencia y unidad, que podamos actuar con una sola voz para la Constitución que nos guíe los próximos 30, 40, 50 años», dijo.

Fuente: RT