La historia de la argentina que fue asesinada por exmarido que no aceptó el divorcio

Evangelina Mariel Trotta, es una argentina que fue asesinada a puñaladas el pasado viernes en Buzios, Brasil. El principal sospechoso de este femicidio sería su exmarido, quien la habría asesinado por celos y por no haber aceptado el divorcio.

Según informó la policía, sería el padre de sus tres hijos, identificado como Diego, el asesino de la mujer. En tanto, aseguran que el sujeto se estaría movilizando en un auto Hyundai HB20, la principal pista de este asesinato y femicidio.

La mujer fue hallada sin vida en su vivienda en Brasil, luego de haber sido apuñalada. De acuerdo a la policía, no hubo «signos de irrupción en la vivienda», por lo que se descartó un robo.

«El principal sospechoso, según la información recogida por el equipo policial local, sería el exmarido de la víctima, de nacionalidad argentina», indicaron fuentes policiales.

Evangelina de 48 años, se separó hace poco más de un año y medio de su exmarido. Dedicada a los negocios, había formado un imperio en João Fernandes, Brasil, ofreciendo alquileres de “buggies”, vehículos ligeros para entretención, informa TN.

Ese mismo negocio lo compartía junto a su marido, el cual al momento de la separación, decidieron dividirse por la mitad. La mujer se quedó con los locales en las playas de João Fernandes, mientras que el presunto femicida abrió un local en Buzios.

Al momento de la separación, amigos aseguran que “Evangelina se abocó al cuidado de sus tres hijos (18, 15 y 13 años, dos mujeres y un varón), e intentó protegerlos de los cortocircuitos que tenía la ya disuelta pareja”.

En tanto, aseguran que “ella fue siempre muy compinche de sus hijos, no quería que la mala relación que podría haber tenido con su ex contaminara a los pibes”.

“Terribles celos”

La separación podría haber sido uno de los motivos que desencadenó el asesinato de Evangelina, ya que fuentes cercanas aseguran que el sujeto jamás aceptó el divorcio.

Marcos, un amigo de la mujer, conversó con el medio Clarín de Argentina, quien señaló que él “decía que la quería, que quería volver a vivir con ella, pero él tenía un montón de historias por fuera del matrimonio”.

“Ella no quería volver con Diego. En cambio, él sí quería retomar la relación. Pero dentro de esa disputa, ella estaba serena, no tenía miedo ni se sentía amenazada. Si bien yo sabía de los celos de él, no había entre ellos una mala relación ni se sospechaba con este final trágico”, mencionó.

En tanto, locatarios vecinos del nuevo negocio de Diego, aseguran que el hombre “tenía terribles celos, pero ella no contaba mucho” y que “fue un crimen y que todo apunta a su exmarido”.

Fuente: Meganoticias