Miguel Cabrera logra los 3.000 hits en las Grandes Ligas

El momento más esperado por los amantes del béisbol se cristalizó este sábado. Miguel Cabrera llegó este sábado a los 3.000 hits en Grandes Ligas y lo hizo donde correspondía: ante su público en Comerica Park.

El ambiente previo al juego, que prometía ser histórico, presagiaba la hazaña.

Después de todo, parecía que se hacía de rogar el imparable cuando después de poncharse en su último turno el miércoles e irse de 3-0 con boleto intencional el jueves ante los Yankees, se desatara toda una polémica.

A Aaron Boone lo criticaron por darle la transferencia a Cabrera con una situación de hombres en tercera y segunda, y dos outs perdiendo por una.

La fuerte pita al timonel de los Yankees fue aplacada por el propio Cabrera. Ese día los Tigres ganaron 3-0.

El venezolano se dirigió a sus fanáticos y pidió calma, que aún podía esperar porque lo importante era el triunfo del equipo. Y así fue.

Después de que el viernes la madre naturaleza se opusiera con un aguacero inclemente, se reprogramó para una doble jornada sabatina que resultó ser el momento.

La gente acudió en masa a Comerica Park. La afición sabía que era el día. La mayor cantidad de boletos vendida en 2022 en el estadio bengalí valió la pena: más de 21.000 fanáticos fueron testigos de la historia.

En el mismo primer inning la batería venezolana de los Rockies de Colorado, Antonio Senzatela, y Elías Díaz, recibieron a José Miguel.

Cosas del destino o no, los acompañó una bandera de Venezuela en el fondo, justo donde está ubicado el backstop.

Miguel Cabrera, el hombre del día

Ahí, en ese escenario, en ese cuadro que parecía pintado por Arturo Michelena, Elías Díaz recibiendo, Miguel Cabrera bateando y con Antonio Senzatela lanzando, ocurrió todo.

Un cuadro que además representa una irónica y una complicidad del mismo destino: y es que este 23 de abril se cumplen 83 años desde el debut del primer venezolano en Grandes Ligas: Alejandro «Patón» Carrasquel. Casi nada.

Una recta de 94 millas en la esquina de adentro fue dirigida por el orgullo de La Pedrera a la banda contraria.

Con ese hit, Miguel Cabrera ingresa a una lista selectísima: solo siete en la historia han bateado 3.000 o más hits y han dado 500 o más jonrones, sí, pero solo él tiene una Triple Corona.

El deporte es un bastión de desahogo, una ventana para oxigenar penas, distraerse y disfrutar. Si el protagonista es un venezolano, es más gratificante.

El ilustre tigre cumplió con sus familiares, fanáticos y con el país que lo observó con fascinación mientras sonaba el «Alma Llanera» en la voz del inolvidable Simón Díaz.

Fuente: 2001