Musk: La gente que quiera ir a Marte podrá hacerlo por 100.000 dólares

Elon Musk aseguró que los viajes a al planeta Marte podrán realizarse por 100.000 (cien mil) dólares pero que «es muy importante recalcar que Marte, sobre todo al principio, no será nada lujoso».

El director ejecutivo de la empresa SpaceX, que pretende enviar humanos al planeta rojo a través de su cohete Starship, comentó esto en una entrevista con el jefe de TED, Chris Anderson.

Musk reiteró que sobrevivir en la superficie marciana «será un trabajo peligroso, apretado, difícil y duro», y que una vez que se llegue allí, existe la posibilidad de que no se pueda regresar a la Tierra nuevamente.

Al ser preguntado sobre las capacidades técnicas de los propulsores de la nave Starship que se empleará para transportar personas y equipamientos a Marte, el hombre más rico del mundo respondió que estos utilizan «metano como combustible», así como «aproximadamente un 77 % y 78 % de oxígeno por peso».

Marte al alcance de todo el mundo

Además, refrendó que ambos elementos se podrán obtener en Marte, ya que «tiene una atmósfera de CO2 y tiene hielo de agua, que es CO2 más H2O», por lo que se podrá producir gas metano y oxígeno en la superficie del planeta. Musk sugiere que la Starship podrá viajar «a cualquier parte del sistema solar», como «al cinturón de asteroides y a las lunas de Júpiter y Saturno», ya que en Marte habrá un depósito para repostar de combustible a los propulsores de la nave.

«Solo hablando en términos de órdenes de magnitud aproximados, para crear una ciudad autosuficiente en Marte, creo que se necesitarán algo del orden de mil naves», señaló Musk, quien detalló que se ha «construido un sistema de producción para Starship», por lo que se están produciendo «muchas naves y propulsores» para lograr ese cometido.

Cuando se le preguntó sobre cómo viajar a ese planeta respondió que las personas que quieran vivir esa experiencia deberán «trabajar y ahorrar» para juntar esa suma o bien tratar de «obtener un patrocinio de alguna manera».

«Queremos ponerlo a disposición de cualquiera que quiera ir», dijo el magnate tecnológico, agregando que la gente que vivirá en las futuras ciudades marcianas «será más ilustrada y no peleará demasiado entre sí».

Fuente: El Universal