Chile: Compró un pincho de “carne”, resultó ser de perro y se tragó el chip rastreador

La comida callejera en cualquier lugar del mundo no goza del gusto de todas las personas, principalmente porque sus condiciones de higiene no son siempre las ideales, a pesar de que en muchos países se supervise para evitar generar problemas a los consumidores.

Una mujer en Chile no pensó por un instante que al consumir comida callejera pudiera tener problemas. Compró un brochettes para su hija, conocidos como pinchos y todo terminó pésimo.

La niña de la comuna de Estación Central, en Santiago de Chile, se comió un microchip de perro tras comer una brochette en un puesto callejero de venta de alimentos. Se dio cuenta en el hospital, a donde había ido de urgencia por un dolor abdominal.

De acuerdo al testimonio de la concejala local Michelle Tabilo, dado a conocer a través de su Facebook, una mujer, vecina de la comuna, asistió a un centro asistencial con su hija después de comer un anticucho en la calle.

El posteo de la concejala Michelle Tabilo.
El posteo de la concejala Michelle Tabilo.

Tras algunos exámenes, se encontró un chip de perro en su estómago. “Estimad@s vecin@s: el día de ayer en concejo municipal informé el caso de una vecina que consumió un anticucho en la calle; llegó al hospital por un malestar estomacal y lamentablemente tenía un chip de un perrito en el estómago. Solicité fiscalización de los alimentos en el comercio ilegal, pero como recomendación no coman nada en la calle y por favor cuiden a sus mascotas”, dice el posteo de la concejala.

Según agregó la funcionaria, “una vecina que vendía ensaladas me comentó que una amiga de ellas había asistido a Meiggs, a la parte que está en Estación Central, y había consumido un anticucho con la hija. A ella primero le hicieron un escáner, el escáner arrojó el chip, pero la niña se comenzó a sentir mal, entonces le tuvieron que hacer retiro del chip”, agregando que “lo único que puedo decir es que era un perrito de raza poodle lamentablemente”.

Durante la fiscalización por la venta ilegal de alimentos en los puestos de comida, la Seremi de Salud de la Región Metropolitana secuestro dos carros que se encontraban trabajando de manera irregular en el sector.

El perro presuntamente asesinado para ser convertido en comida es, según autoridades chilenas, de raza Australian Labradoodle.

Fuente: Clarín