Llevaba meses con dolores de cabeza y mareos y los médicos le terminaron entregando un devastador diagnóstico

Oliver Cooper Grace, de 22 años, jamás pensó que una visita al médico terminaría por cambiar su vida para siempre. En específico, el joven llevaba meses con dolores de cabeza y mareos, además de sentirse débil, por lo que no aguantó más y optó por ir a urgencias.

La situación estalló una vez que vomitó en medio de la noche, pero los doctores no lo enviaron a su casa como antes lo habían hecho, ya que ahora tenían en sus manos su devastador diagnóstico.

El joven -que vive en Reino Unido- comentó que había experimentado algunos síntomas, especialmente, en el sector izquierdo de su cabeza, aunque los médicos solían enviarlo de vuelta a su domicilio. Sin embargo, una prueba de escáner terminó por revelar que en realidad tenía un grave problema de salud.

En este contexto, los especialistas le informaron al paciente que estaba a pocos días de entrar en coma por un tumor cerebral no diagnosticado. Al escuchar estas palabras, Oliver se quedó en blanco y postrado en su cama, informa Clarín.

Tras unos segundos callado, el joven manifestó: «Ser diagnosticado con un tumor cerebral en cierto punto resulta un alivio. Pensaba que algo andaba muy mal, por lo que es bueno saber qué era y que me dijeran qué tratamiento esperaría».

A raíz de lo anterior, Oliver se sometió a una cirugía para que le extirparan el 70% del tumor y tan solo dos días después de que conociera el resultado de los exámenes.

La recuperación del joven

Oliver logró superar la operación y ahora sigue un tratamiento, el cual ha generado que tenga que ausentarse de su trabajo, donde se dedica a cuidar a personas con problemas de aprendizaje.

«Mis compañeros simplemente me tratan de forma normal, no se compadecen. Hasta me pusieron un nuevo apodo, ‘Swellhead’ (cabeza hinchada), después de que mi cabeza explotó con el tamaño del tumor«, expresó el joven.

¿Qué dijo su doctora?

Por otra parte, la doctora Shaveta Mehta, oncóloga de la clínica que supervisa la salud del paciente, explicó a grandes rasgos este severo diagnóstico.

«La detección temprana de tumores cerebrales sigue siendo un desafío, especialmente en personas jóvenes, ya que estos tumores son muy raros y los síntomas pueden ser vagos», detalló la especialista.

En tanto, Mehta dejó en claro que síntomas como dolores de cabeza y mareos, como los que sufrió el joven, pueden deberse a diversas causas, y que muchas veces «no suelen ser analizados como es debido«.

«Por eso si alguien experimenta una combinación de síntomas que persisten y/o empeoran con el tiempo, debe buscar atención médica urgente», agregó.

Fuente: Meganoticias