Horror en Guatemala: Embarazada decapitó a su esposo con un machete tras ser abusada

El pasado domingo 13 de marzo ocurrió en Guatemala un escalofriante caso que le ha dado la vuelta al mundo pues resulta que Carmela Jolamá Yat, una mujer con 7 meses de embarazo, decapitó con un machete a su esposo, quien en estado de ebriedad habría intentado violarla por lo que esta acción de la mujer dividió opiniones entre su comunidad.

De acuerdo con los reportes de las autoridades, estos hechos ocurrieron la comunidad de Cobán, en Alta Verapaz, Guatemala donde la mujer de nombre Carmela Jolomá Yat, se encontraba en su domicilio cuando su esposo, Julio Cucul, llegó en estado de ebriedad y comenzó a agredirla sin motivo alguno, además, habría intentado abusar sexualmente de su esposa, quien ante el temor de ser lastimada aprovechó un descuido del hombre para tomar un machete y cortarle la cabeza.

Los vecinos de la pareja señalaron haber escuchado los últimos gritos del hombre y al acudir a la vivienda encontraron a la mujer embarazada bañada en sangre, mientras que el cuerpo de su esposo yacía sobre el suelo con la cabeza desprendida.

Ante la atroz escena, la mujer trató de explicar el motivo por el que cometió el crimen, sin embargo, nadie la escuchó y los propios vecinos la entregaron a las autoridades para que pudiera responder por el asesinato de Julio Cucul.

La liberan por actuar en legítima defensa

Una vez que la mujer quedó bajo el resguardo de las autoridades, fue trasladada hasta un juzgado donde la mujer alegó haber cometido el crimen en legítima defensa, señaló que temió por su vida y la del bebé que lleva en su vientre ya que al momento de la agresión, el ahora occiso actuó con un alto grado de violencia.

Luego de concluir las investigaciones, las autoridades guatemaltecas concluyeron que la mujer cometió el crimen en legítima defensa por lo que tomaron la decisión de dejarla en libertad, sin embargo, esta noticia no fue muy bien recibida por los miembros de su comunidad, quienes ante la frustración de no haber “obtenido justicia” decidieron expulsar a Carmela Jolomá Yat de la comunidad.

En entrevistas para diferentes medios locales algunos líderes de la comunidad expresaron que el homicidio cometido por Carmela Jolomá Yat marcó de por vida a toda la comunidad, la cual, se encuentra aterrorizada por la posibilidad de que vuelva a ocurrir un caso similar si la dejan regresar, además, consideran que su actuar fue completamente injustificado por lo que exigen justicia a las autoridades.

Cabe mencionar que se informó que Carmela Jolomá Yat y Julio Cucul ya tenían hijos más grandes, quienes al ser entrevistados por las autoridades confirmaron el alto grado de violencia que se vivía al interior de su hogar, además, trascendió que el esposo de la mujer embarazada tenía una orden de restricción precisamente por otros episodios anteriores de violencia doméstica.

Luego de haber sido desterrada, Carmela Jolomá Yat y sus hijos fueron ingresados a un centro de asistencia para que pueda contar con todos los servicios necesarios cuando dé a luz a su bebé en las próximas semanas, sin embargo, diversas asociaciones civiles ya han manifestado su intención de apoyarla para que en un futuro pueda establecerse en un nuevo lugar libre de violencia.

Fuente: El Heraldo