Ataque ruso a Mariupol: equipo de rescatistas buscan sobrevivientes entre las ruinas del teatro

Los rescatistas buscaban sobrevivientes el jueves en las ruinas de un teatro destruido por un ataque aéreo ruso en el estratégico puerto de Mariupol, mientras que decenas de ucranianos en todo el país murieron en feroces ataques contra una escuela, un albergue y otros sitios.

Cientos de civiles se habían refugiado en el gran teatro con columnas en el centro de Mariupol después de que sus hogares fueran destruidos en tres semanas de combates en la ciudad portuaria del sur de 430.000 habitantes.

Más de un día después del ataque aéreo, no había informes de muertes. Las comunicaciones están interrumpidas en toda la ciudad.

“Esperamos y creemos que algunas personas que se quedaron en el refugio debajo del teatro puedan sobrevivir”, dijo a The Associated Press Petro Andrushchenko, funcionario de la alcaldía. Dijo que el edificio tenía un refugio antibombas en el sótano relativamente moderno diseñado para resistir ataques aéreos.

Otros funcionarios habían dicho antes que algunas personas habían salido. La ombudsman ucraniana, Ludmyla Denisova, dijo en la aplicación de mensajería Telegram que el refugio se había mantenido.

Imágenes satelitales del lunes de la tecnología Maxar mostraron enormes letras blancas en el pavimento al frente y detrás del teatro que decían “NIÑOS” en ruso (“DETI”) para alertar a los aviones de combate sobre los que estaban dentro.

En ambos costados del edificio se ve escrito “ДЕТИ”. Según los primeros reportes, había “más de mil” personas en el lugar, mayormente mujeres y niños.

Por su lado, el Ejército ruso negó haber bombardeado el teatro o cualquier otro lugar en Mariupol el miércoles.

Pero de acuerdo con las autoridades ucranianas, el ataque contra el teatro fue parte de un furioso bombardeo de sitios civiles en varias ciudades durante los últimos días.

En el norte, en la ciudad de Chernihiv, al menos 53 personas fueron ingresadas a las morgues en las últimas 24 horas, que sufrió intensos ataques aéreos y de artillería, dijo el gobernador Viacheslav Chaus a la TV ucraniana.

Además, diez personas murieron en una fila para comprar pan, dijo el gobierno ucraniano. Rusia negó toda participación en el ataque.

Chaus dijo que los civiles se ocultaban en sótanos y refugios sin acceso a los servicios públicos en la ciudad de 280.000 habitantes. “La ciudad jamás ha conocido semejante pesadilla de muertes y destrucción”, dijo.

Chernihiv, cerca de las fronteras con Bielorrusia y Rusia, fue una de las primeras ciudades ucranianas atacadas por las fuerzas rusas en el inicio de la invasión hace tres semanas.

El presidente de Ucrania, Volodymyr Zelenskyy, pidió el jueves más ayuda para su país en un mensaje en video a los legisladores alemanes, en el que dijo que miles de personas han muerto, incluidos 108 niños, en la guerra iniciada hace casi un mes.

Refiriéndose a la grave situación en Mariupol, dijo: “Todo es un objetivo para ellos (incluido) un teatro donde cientos de personas se habían refugiado que fue arrasado ayer”.

Zelensky dio también un discurso por videoconferencia la noche anterior ante el Congreso de Estados Unidos, en el que pidió más ayuda para su país y provocó varias ovaciones en pie.

Seis naciones han pedido una reunión del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas para el jueves por la tarde, antes de una votación prevista el viernes sobre una resolución que pida protección para civiles ucranianos “en situaciones vulnerables”, sin mencionar la responsabilidad rusa en la guerra.

“Rusia está cometiendo crímenes de guerra y atacando a los civiles”, afirmó la misión británica ante la ONU, que solicitó la reunión con apoyo de Estados Unidos, Francia y otros países. “La guerra ilegal de Rusia en Ucrania es una amenaza para todos nosotros”.

Los combates han hecho huir a más de 3 millones de personas del país, según estimaciones de Naciones Unidas. La cifra de muertos aún se desconoce, aunque Ucrania ha informado de miles de civiles muertos.

Fuente: Infobae