“Los Coyotes de Carabobo”, dedicados a prostituir a venezolanas indefensas en Perú

Agentes de la División de Investigación de Tráfico Ilícito de Migrantes y de la División de Inteligencia de la Dirección contra la Trata de Personas y Tráfico Ilícito de Migrantes (DIRCTPTIM), rescataron a cuatro mujeres, todas ellas extranjeras, que eran explotadas sexualmente en un hostal de Independencia, Perú. Entre las víctimas se encuentran tres menores de edad.

Cinco ciudadanos venezolanos, presuntos integrantes de la banda criminal ‘Los Coyotes de Carabobo’, fueron detenidos por dedicarse al presunto delito contra la dignidad humana agravada con fines de explotación sexual y delito contra el orden migratorio.

La operación denominada Libertad se realizó en las inmediaciones del terminal terrestre Plaza Lima Norte. Ahí fueron intervenidos los extranjeros Eduardo Andrés Estrada Castro (29) y Yarwing José Romero Henriquez (33) que habían llegado en el bus de la empresa de transportes San Martín A9L-956.

Ellos se encontraban acompañados de sus connacionales identificadas como G.M.C.N. (17) y D.M.F.M. (16). Ellas confirmaron que viajaban sin ningún familiar responsable de su tutela y que se encontraban con destino a Ica para laborar en centros de belleza.

Asimismo, en el interior del hostal La Amazonas, ubicado en la Av. Germán Aguirre N° 430-Urbanización San Germán, San Martín de Porres, fueron detenidos los venezolanos Eddy Junior Gonzales Brea (36), Melvin Simón Aular Solorzano (30) y Álvaro Luis León Hervas (31).

Los sorprendieron en circunstancias que se encontraban recibiendo a sus compatriotas A.V.M.A. (16) y Mariana G.L.S. (18), las mismas que refirieron encontrarse con destino a Chile para laborar en una casa de citas que regenta el conocido como ‘Jairo’.

También dijeron que este se estaba haciendo cargo de los gastos de viaje, hospedaje, vestido y alimentación; conductas desplegadas por los antes nombrados que consistirían en acoger a las presuntas víctimas, proveerlas de alimentación y pasajes, y desplazarlas hasta sus lugares de destino. Así, dijo un oficial, eran sometidas a condiciones de explotación sexual.

Fuente: La República