«Coman caramelos»: Arrestan a mujer por dejar a sus hijos en el sótano mientras vacacionaba con su novio

Una madre en Estados Unidos fue arrestada recientemente por dejar a sus hijos pequeños solos en casa mientras ella vacacionaba junto a su novio en otro estado del país, en noviembre del año pasado.

De acuerdo a People, con información de The New York Post, la mujer, identificada como Kerry Lyn Caviasca, dejó a sus hijos menores de 12 años en el sótano de su domicilio, en Connecticut, mientras pasaba dos días junto a su pareja en Florida.

A raíz de lo anterior, los niños se vieron en la obligación de comer caramelos, meriendas y comida entregada por repartidores de Uber Eats ante la ausencia de adultos que los cuidaran.

Si bien el hecho ocurrió entre el 20 y el 22 de noviembre del año pasado, recién este 15 de enero Kerry fue arrestada por la policía.

El padre dio aviso a la policía

Según el citado medio, el exesposo de Caviasca fue quien dio aviso a la policía de Watertown, en diciembre. En aquella oportunidad, reportó que la madre de sus hijos —quien tiene custodia de los niños— los había dejado solos en casa.

El padre le dijo a las autoridades que los niños no habían ido a la escuela el lunes 22 de noviembre, porque la mujer estaba de viaje, y que no pudo contactarse con ellos aquel fin de semana para saber cómo estaban.

Sin embargo, el padre intentó comunicarse con ellos enviando al abuelo de los niños a la casa, pero sus intentos fueron infructuosos.

Posteriormente, el progenitor revisó los teléfonos celulares de los menores y encontró mensajes de texto que ellos habían intercambiado con su madre durante ese fin de semana. «Coman caramelos», fue lo que le respondió Kerry en uno de los mensajes a uno de los niños cuando le preguntó qué podían cenar esa noche.

Luego se conoció que la madre le mintió al padre de los niños, diciéndole que ella había viajado a Florida con su novio, pero que los había dejado bajo el cuidado de su tío (el hermano de Caviasca), no obstante no le quedó más remedio que reconocer el engaño.

Uno de los niños, en tanto, reveló a las autoridades que su madre les había pedido que se quedaran en el sótano y no subieran a la casa, lugar desde donde pidieron comida por Uber Eats para alimentarse.

Debido a lo anterior, la madre fue arrestada el 15 de enero por poner en peligro las vidas de los dos menores, sin embargo quedó en libertad tras pagar una fianza de 5 mil dólares (128 mil pesos chilenos). Aun así, deberá regresar a la corte el 25 de enero.

Fuente: Mega Noticias