La delincuencia organizada y la piratería tienen controladas las costas orientales

La Organización Nacional de Salvamento y Seguridad Marítima de los espacios Acuáticos de Venezuela advirtió a los navegantes de los riesgos que corren en las costas orientales con grupos que se dedican a la delincuencia organizada y la piratería, especialmente en los estados Sucre, Delta Amacuro y Nueva Esparta.

“Esas zonas están bajo el control de la delincuencia organizada y la piratería”, afirmó el martes el vicecomodoro Luis Guillermo Inciarte, secretario general de la asociación, durante una rueda de prensa.

La ONSA señaló el caso de un tripulante de la embarcación Klinker, interceptado el 15 de septiembre pasado frente al golfo de Paria por aproximadamente 40 sujetos que portaban fusiles AK-47 y AR-15, que se trasladaban en cuatro lanchas, reseñó Crímenes Sin Castigo.

El hombre, que viajaba desde Panamá con destino a Puerto Natal, en Brasil, llegó a Trinidad y Tobago y comunicó a las autoridades que fue secuestrado por piratas.

Aseguró que sufrió torturas y que los delincuentes lo llevaron bajo amenaza de muerte a una fosa común y que le exigieron el pago de 100.000 dólares a cambio de su liberación. No quedó claro si finalmente canceló esa suma.

“Ellos han creado una sensación de que controlan la zona”, afirmó el vicecomodoro.

Inciarte expresó, sin embargo, que el número de incidentes no se compagina con la cantidad de denuncias procesadas por las autoridades locales porque las víctimas y las comunidades guardan silencio. Señaló que los ciudadanos denuncian impunidad.

“La zona oriental de Venezuela es de navegación internacional. Pasan buques desde el Atlántico, hacia Trinidad y Tobago o a las Antillas. Muchos pasan con las luces apagadas, que no es legal, pero optan por hacerlo porque no hay funcionarios que hagan custodia. Lo hacen para tratar de evitar encontrarse con estos piratas”, señaló Inciarte.

“Es una zona fuera de control y es tan peligrosa como aquellas con las que limitamos con Colombia. Son espacios en los que se necesita una asignación de buques de la Armada para establecer una ruta segura”, agregó.

La ONSA indicó que en la entrada y la salida del lago de Maracaibo, en el estado Zulia, han tenido reportes de intentos de abordaje de embarcaciones por piratas y de hurtos en embarcaciones. Otras zonas que también señaló como de alto riesgo son los ríos ubicados en la zona limítrofe con el departamento de Arauca, en Colombia.

Fuente: El Nacional