Sacerdote prefiere que gobernantes odien a Coro, «porque amándola no hacen nada»

En la urbanización Monseñor Iturriza de la ciudad de Coro hay más problemas que habitantes, a decir de quienes deben lidiar todos los días con un rosario de calamidades.

Padre Gilberto García, párroco del urbanismo, detalló que en los últimos años han tenido que padecer los constantes apagones que abundan en toda la ciudad, aunado a la ausencia de telefonía fija, la poca frecuencia con la que les llega el agua y el colapso en el sistema de cloacas.

A todo mar de adversidades, el sacerdote le sumó la inseguridad galopante en la zona, la situación de deterioro en la que se encuentran las calles y avenidas y el precario transporte público que existe en el sector.

Manifestó que Coro no tiene dolientes y sus gobernantes están sometiendo a la población a condiciones que «ni en el lejano Oeste», por lo que, a aquellos que declaran que aman a la ciudad, los invitó a que la odien, a ver si así se dedican a atacar las penurias que están sufriendo sus residentes.

Fuente: Eduardo Ruiz y Javier Reyes/Notifalcón