«¡Supérenlo!»: El llamado de Daniel Dhers ante los ataques que recibió en redes por hablar con Maduro

El atleta venezolano Daniel Dhers, ganador de la medalla de plata en el ciclismo BMX estilo libre de los Juegos Olímpicos Tokio 2020, se ha convertido en el foco de ataques en redes sociales —enviados por sectores extremistas de la oposición—, tras haber conversado públicamente y vía telefónica con el presidente de su país, Nicolás Maduro, y ponerse a la orden «para cualquier cosa que sea deporte».

Dhers, que con sus piruetas sobre la bicicleta y extraordinario desempeño dejó inscrito su nombre y el de Venezuela en la historia del olimpismo mundial, al integrar el primer podio de ganadores de una disciplina que por primera vez competía en Juegos Olímpicos, realizó una transmisión en vivo a través de Instagram para hablar sobre la llamada que recibió del mandatario venezolano.

«O sea, ¡supérenlo! Hermano, fui lo más cordial», dijo Dhers, quien resaltó que a él no le importa conversar con cualquier persona, sea «del lado del gobierno o del lado de la oposición», mientras tenga que ver con asuntos deportivos.

El medallista olímpico comenzó su carrera en el ciclismo extremo en Caracas, la continuó en Buenos Aires, Argentina; y se hizo profesional en EE.UU., donde cuenta con cinco títulos mundiales de los X Games, una medalla de bronce, así como otras destacadas actuaciones. Por eso, esta semana, hizo frente a la polémica recalcando que su único interés está en desarrollar la disciplina y ayudar a otros atletas.

«Si quieren algo que ver con deporte, me llaman. Yo no tengo porque cerrarle la puerta a nadie, si quieren hacer algo de deporte», insistió Dhers, quien considera necesario que deportistas de su nivel se enfoquen también en hacer algo más por las nuevas generaciones, por la sociedad y la comunidad, indiferentemente de las inclinaciones políticas que tengan.

El atleta, además, consideró vital enseñarle a las generaciones de relevo que lo que importa es que sean buenos ciudadanos, no el partido al que pertenezcan. «De mi lado, lo que puedo hacer por mi país es enfocarme en la sociedad, en los chamos nuevos, en la nueva generación, todo lo que tenga que ver con la sociedad».

«Ya dejen el fastidio, queremos hacer cosas por Venezuela»

En el video, Dhers comenta que aún no logra entender cuál es el problema de haber hablado con el Presidente de Venezuela y lamenta que existan personas que «siguen con la intensidad» para tratar de obligar a los atletas a pensar y decidir sobre «qué hacer o qué no hacer».

«Del lado político, los que se quieran enfocar en eso, enfóquense, no hay problema, pueden desgastarse. Yo no tengo problema de nada de eso, pero no entiendo por qué siguen con la intensidad. Veo que le escriben a (Julio) Mayora, a Keydomar (Vallenilla), a Yulimar (Rojas), a mí», dijo Dhers, en referencia a los ataques que han recibido los otros medallistas olímpicos venezolanos por conversar con Maduro y porque, al menos uno de ellos, dedicó su medalla al fallecido líder bolivariano Hugo Chávez.

De hecho, Dhers recordó que en Caracas ha realizado eventos deportivos en distintas localidades, sin distingo alguno de consideraciones políticas. «Hago exhibiciones del lado de Chacao, que es como la oposición, y voy también al lado de Libertador, que es lado del gobierno».

«Cuando he ido a Venezuela hago mis exhibiciones sin fines de lucro, yo salgo por ahí, por Caracas, con la rampa, entre todos agarramos la rampa, nos ayudamos y hacemos las cosas, nada que ver con política, nada que ver», dijo Dhers, mientras resaltó que tanto él como sus compañeros venezolanos lo que hacen es deporte y buscan lo mejor para su país.

«Estamos haciendo deporte, quiero aportar a mi sociedad, a mi comunidad, y obviamente, quien quiera unirse a la causa, únanse, vamos a unirnos, hagamos cosas por Venezuela que es lo que podemos hacer nosotros los ciudadanos», añadió el ciclista, quien pidió —con un «muchísimas gracias»— a todo aquel que «no lo pueda superar», a dejar de seguir sus contenidos.

En desempeño de los atletas venezolanos en Tokio 2020, se ha convertido en la mejor actuación histórica de una delegación venezolana en Juegos Olímpicos, al conseguir una medalla de oro en el salto triple del atletismo, ganada por Yulimar Rojas; y tres preseas de plata obtenidas por: Julio Mayora y Keydomar Vallenilla en la halterofilia; y la ganada por Daniel Dhers.

La crispación y las reacciones

La polarización política en Venezuela y las reacciones automáticas —a favor y en contra de las parcialidades— se han intensificado en los últimos años, en medio de un contexto de crisis económica, sanciones unilaterales de EE.UU., intentonas golpistas y la autojuramentación de un exdiputado como «presidente interino».

Ese último hecho derivó en el desconocimiento de la victoria presidencial de Nicolás Maduro en 2018. Sin embargo, al menos en el último año, se ha abierto un proceso de diálogo entre el Gobierno y la oposición democrática, en busca de lograr la reconciliación y la recuperación económica del país.

En ese contexto, los casos de Dhers y de otros medallistas venezolanos han puesto sobre la mesa la crispación que surge en los sectores radicales para señalar a las personas que tienen una visión política diferente o que incluso apuestan a un tono conciliador.

El debate se trasladó a las redes sociales, donde la mayoría ha condenado los ataques a Dhers y se ha hecho eco de la necesidad de dejar el extremismo y reconocer los méritos de los deportistas que surgen en el país, sin distinción de sus preferencias políticas.

Fuente: RT