Trinidad y Tobago le negó la entrada al boxeador venezolano Eldric Sella: Acnur busca otro país

El boxeador venezolano Eldric Sella, primer deportista latinoamericano en competir en el Equipo Olímpico de Refugiados, no podrá retornar a Trinidad y Tobado, donde vivía desde 2018, informó su padre Edward Sella.

“Trinidad y Tobago le negó la posibilidad de entrar al país. No puede regresar. Nuestros pasaportes se vencieron y ha sido complicada la renovación y el gobierno de Trinidad dice que no tiene un documento válido para otorgarle la visa“, dijo el padre en una entrevista al medio digital VPI.

“ACNUR está sobre el caso. Están buscando un país que reciba a Eldric, a mí y a su novia”, agregó.

Este lunes, Sella, de 24 años de edad, tuvo su debut en los Juegos Olímpicos de Tokio ante el dominicano Euri Cedeño en un combate de la ronda preliminar del peso mediano (69-75 kg). Perdió rápidamente. Luego de 1 minuto y 7 segundos de pelea, el árbitro decretó el final.

«Yo represento a Venezuela también», dijo Sella entre la emoción y la rabia tras sufrir el nocaut técnico.

«Vine como refugiado pero, para mí, yo sigo representando a mi país, a los que se fueron y a los que están ahí y siguen luchando por un mejor país», expresó en la zona mixta, llevándose el puño a la boca y conteniendo las lágrimas, reseñó la agencia de noticias AFP.

«Represento a todos y me siento mal por no haber cumplido con ellos ni conmigo mismo», lamentó.

Sella comenzó a boxear a los 9 años de edad, cuando un gimnasio cercano a su casa ofreció clases gratuitas a los niños del barrio. En 2012, con 13 años, conoció el triunfo ganando un campeonato nacional en el que peleaba contra adolescentes hasta tres años mayores. Formó parte de la selección nacional a los 18 años, pero salió del equipo siete meses después por falta de recursos.

En 2018 abandonó su casa en el sector 23 de Enero. Ese año fue invitado a un torneo de boxeo en Trinidad y Tobago y aprovechó el viaje para solicitar asilo.

Cifras de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) indican que 5,4 millones de venezolanos han huido de la crisis política, social y económica que atraviesa el país. 4,6 de ellos se han establecido en naciones de Latinoamérica y el Caribe.

 

 

Fuente: El Nacional