Primera dama de Haití: «En un parpadear, mercenarios entraron a mi casa y asesinaron a mi esposo»

La primera dama de Haití, Martine Moïse, ha realizado su primera declaración tras sufrir un atentado el 7 de julio, en el que fue asesinado su esposo, Jovenel Moïse, entonces presidente de la nación.

En un mensaje de audio de dos minutos y veinte segundos, publicado este sábado en su cuenta oficial de Twitter, la viuda del mandatario afirma que está «viva gracias a Dios» y atribuye el ataque armado a «mercenarios», vinculando el motivo del crimen con el deseo de su esposo de celebrar un referéndum.

«En un parpadear, mercenarios entraron a mi casa y asesinaron a mi esposo», relata la primera dama, al tiempo que confiesa que siempre supo «que desde que Jovenel se metió en la política» él no estaría para ella sola.

«Ustedes saben en contra de quien estaba luchando el presidente. Enviaron mercenarios para asesinar al presidente en casa, con toda su familia, porque quería carreteras, agua, elecciones y el referéndum al final del año», asegura Martine Moïse.

La viuda del mandatario denuncia que, mientras «los mercenarios que asesinaron al presidente están en la cárcel», hay otros que «quieren asesinar el sueño del presidente» y «la idea» que tenía para el país.

Por lo tanto, llama a la población a no dejar que el mandatario muera por «segunda vez» y que el país pierda su dirección.

«No se puede dejar que este asesinato quede impune», subraya la mujer, para añadir que debe armarse de fuerza «porque la lucha que él llevaba no era para él» sino «para todos nosotros».

El ataque armado
El magnicidio ocurrió alrededor de la una de la madrugada del miércoles, cuando un grupo de individuos armados, que al parecer hablaban inglés y español, atacaron la residencia privada del mandatario.

En el ataque armado a la vivienda, ubicada en el barrio de Pelerin de Puerto Príncipe, resultó herida la primera dama del país, Martine Moïse, quien fue trasladada desde un hospital de Puerto Príncipe a otro de Miami (EE.UU.) y se encontraría «fuera de peligro», según las autoridades.

El magnicidio se produjo a menos de tres meses de celebrarse las elecciones presidenciales y legislativas en Haití, previstas para el 26 de septiembre, a las que Moïse no podía presentarse.

 

 

Fuente: RT