Coro: Enfermera Aída Pereira fue asaltada por un violador antes de infartarse

El trabajo investigativo del Cicpc, delegación estadal Falcón, arrojó resultados esclarecedores en torno a la muerte de la enfermera Aída Belén Pereira Goitía, de 69 años, cuyo cadáver fue encontrado el pasado 14 de junio en un terreno que conduce a la urbanización Juan Crisóstomo Falcón de la ciudad de Coro

Pablo Castro, supervisor estadal del cuerpo detectivesco, explicó que, tras el hallazgo de la sexagenaria, se hizo el levantamiento planimétrico y se le practicó la respectiva necropsia, determinándose que el fallecimiento de la fémina había sido por causas naturales, como consecuencia de un infarto al miocardio.

Pese a que no hubo evidencias en el examen forense de que la occisa hubiese sido violentada de manera interna o externa, la afirmación de sus familiares de que fue despojada de su teléfono celular y la forma como se halló, en una zona alejada del camino lógico hacia su casa y desprovista de su falda, zapatos y ropa interior, ofreció indicio a los funcionarios de que algo irregular había sucedido en este caso.

Por esa razón las indagaciones continuaron y, tras un hecho similar que se produjo en el mes de abril pasado, en el que la víctima denunció que había sido violada por un sujeto en el mismo terreno donde se consiguió el cadáver de Pereira Goitía, la dama fue buscada por los efectivos y, al ser interrogada, comentó que el hombre que la abusó le arrebató su teléfono, dispositivo que siempre fue utilizado por el delincuente, gracias a lo cual los agentes lograron ubicarlo.

Luego de su detención, el individuo confesó haber ultrajado a la joven mencionada, pero sin admitir que hubiera tenido algo que ver con la muerte de la profesional de la enfermería.

Castro detalló que, una operadora telefónica les informó que el domingo, 13 de junio, el celular de Aída Pereira fue encendido y le habían insertado un chip para probarlo, conociéndose después que una pariente del sujeto le había prestado su teléfono al ahora aprehendido y fue su chip el que éste usó para probar el equipo de la fenecida.

De esa forma se estableció el vínculo entre este elemento, de nombre: Carlos Vladimir Sánchez Gauna (19), denominado «El Mostro del Terraplén», quien terminó confesando que, bajo amenaza, sometió a Aída Pereira, la llevó a un área de difícil acceso y allí intentó violarla, pretensión que no concretó, porque la sexagenaria empezó a sentirse mal, al punto de perder la consciencia, motivo por el que decidió abandonarla, llevándose su celular.

Por este caso también fue aprehendido Dionny Rafael Manzano, quien es el que generalmente adquiere las evidencias robadas por el presunto violador.

 

 

Fuente: Eduardo Ruiz y Javier Reyes/Notifalcón