Maduro sobre la relación con EEUU: «No ha habido un solo signo positivo»

En entrevista con Erik Schatzker, de la agencia estadounidense Bloomberg, Nicolás Maduro se mostró esperanzado en lograr un acuerdo con el gobierno de Joe Biden que permita aliviar las sanciones y propicie la inversión extranjera.

“Venezuela se va a convertir en la tierra de las oportunidades”, dice. «Estoy invitando a inversores estadounidenses para que no se queden atrás».

En los últimos meses, los demócratas, incluido Gregory Meeks, presidente del Comité de Asuntos Exteriores de la Cámara de Representantes; el representante Jim McGovern y el senador Chris Murphy, han argumentado que Estados Unidos debería reconsiderar su política respecto a Venezuela.

Maduro por su parte ha estado esperando una señal de que el gobierno de Biden está listo para negociar pero en declaraciones a Bloomberg afirmó que «no ha habido un solo signo positivo, ninguno», afirma.

El líder chavista dijo que las sanciones impuestas por el Gobierno estadounidense son «inmorales» y que Venezuela es víctima de una «masacre económica».

Sin embargo, reitera que su gobierno no cambiará sus posiciones para aliviar esta presión. “Ningún país del mundo, ningún país, y menos Venezuela, está dispuesto a arrodillarse y traicionar su legado”.

En la entrevista, Maduro recuerda que casi tuvo un cara a cara con el propio Donald Trump en la Asamblea General de las Naciones Unidas en septiembre de 2018.

La Casa Blanca, relata, había llamado para hacer arreglos, solo para romper el contacto. Maduro culpa a los «halcones de la política exterior en la órbita de Trump, muchos de ellos esclavizados por expatriados venezolanos en Florida».

“Las presiones eran insoportables para él”, dice. «Si nos hubiéramos conocido, la historia podría ser diferente».

Fuente: 800 Noticias