«Pasen, la he matado»: La macabra confesión de adulto mayor tras brutal asesinato a su esposa

Una tragedia fue la que se vivió en Madrid el pasado martes, luego de que de un hombre de 84 años cometiera un brutal femicidio al interior de su casa. El anciano asesinó a su esposa de 81 años con un martillo.

Al escuchar los gritos de la víctima, los vecinos inmediatamente llamaron a la policía, pero nada se pudo hacer. La mujer fue llevada hasta el hospital, lugar en donde falleció producto de las graves heridas.

Una historia de violencia

Según consigna el medio español El País, los hechos se produjeron a las 20:00 horas en el domicilio de la pareja, en el distrito de Moratlaz, en Madrid, lugar en donde los vecinos oyeron unos desgarradores gritos: “¿Qué me haces, qué me vas a matar? ¡Auxilio, socorro, me matas!”.

Dos agentes de la Policía Nacional fueron los primeros en llegar a la casa de la pareja. El anciano los recibió en la puerta, muy tranquilo, y les dijo: “Pasen, la he matado”. Fue así como los funcionarios encontraron a la mujer “muy malherida, pero consciente”, alertando rápidamente a los servicios de emergencia.

La policía intentó controlar la hemorragia mientras la ambulancia no llegaba. Al mismo tiempo, el femicida decía que no se arrepentía de nada y que lo volvería a hacer otra vez.

Pasadas las 20:30 horas la mujer recibió la atención del personal médico. A esa altura ya estaba inconsciente y presentaba un traumatismo craneoencefálico severo. Una vez intubada, fue trasladada en estado crítico al hospital Doce de Octubre, falleciendo horas después.

No había denuncias en su contra

Las primeras pesquisas determinaron que la pareja era un matrimonio. Según informó la policía, no existían denuncias previas de maltrato, lo que es muy habitual en este tipo de casos.

Según El País, en España el 80% de la mujeres asesinadas no habían presentado denuncias previas contra sus agresores. En el caso de las mujeres mayores, el porcentaje aumenta.

En lo que va de año, contando este último caso, 20 mujeres han muerto a manos de sus parejas o exparejas en España. De ellas, sólo cuatro habían denunciado el maltrato.

Fuente: Mega Noticias