Autoridades determinan que enfermera hallada muerta en Coro falleció infartada

El secretario de Seguridad Ciudadana en Falcón, general Miguel Morales Miranda, informó que la enfermera hallada muerta en un terreno baldío en Coro, a mediodía de este lunes 14 de junio, murió a causa de un infarto.

Según Morales Miranda, la autopsia de ley que se le practicó al cuerpo de Aída Belén Pereira Goitia, arrojó un infarto al miocardio. Tampoco presentó lesiones externas que considerar y su data de muerte fue de 48 horas

«Una vez concluido el protocolo de autopsia se determinó que la ciudadana Aida Belén Pereira Goitia, quien se encontraba desaparecida desde el día sábado y cuyo cuerpo fue localizado el día de hoy lunes, en un terreno baldío cercano al conjunto residencial Juan Crisóstomo Falcón fue producto de una descompensación que sufrió presumiblemente producto de caminar bajo el inclemente sol, se sintió mal, se sentó en un sector y sufrió un infarto fulminante», reza la nota publicada por el general.

Hizo el llamado a la comunidad a no hacerse eco de informaciones sin base que tratan de causar zozobra y alarma en la sociedad. Se debe ser responsable de las informaciones que se publican en las redes.

Es de recordar que la enfermera jubilada había salido el pasado sábado a vacunarse y la última vez que se supo de ella es que estaba en cola para recibir la dosis de la vacuna contra la Covid-19 en el hospital general de Coro. Sus familiares y amigos iniciaron una campaña para dar con su paradero y fue hasta este lunes en la mañana que localizaron el cuerpo en un terreno baldío por donde caminan los habitantes de la zona para recortar camino a los edificios.

La comunidad exigía justicia, debido a que en ese mismo terreno, muchas familias han sido víctimas de atracos y arrebatones y lo catalogan de peligroso; por ello la comunidad llegó a pensar que Pereira Goitia había sido víctima del hampa.

Fuente: Irene Revilla/ Notifalcón