De fiestas clandestinas a mantener plazas: Multan con trabajo comunitario a jóvenes en Argentina

El intendente de Río Tercero, Marcos Ferrer, comenzó la siguiente iniciativa en la ciudad argentina: «Quienes participen en fiestas clandestinas deberán pagar altas multas o realizar tareas comunitarias».

“Hay consenso político, aval de los vecinos y vergüenza de los sancionados”, sostuvo Ferrer.

Primera ciudad con multas

La ciudad tiene casi en un 80% de ocupación las camas de terapia intensiva y un promedio de 50 contagios diarios.

La medida se encuentra en el Código de Faltas Municipal desde el 2007, sin embargo, no se había aplicado.

«Creemos que es el momento adecuado para llevarla a cabo y crear conciencia en los que no respetan las reglas y visibilizar una sanción para que los que lo miran desde afuera», justificó el intendente Ferrer a Clarín.

Además, explicó que «transgredimos las reglas porque sabemos que no habrá ninguna sanción».

«Bueno, eso acá no lo queremos más, pretendemos que sea una medida ejemplificadora», finalizó.

Trabajo comunitario

“Las sanciones empezaron a realizarse los primeros días de junio con la presencia de dos jóvenes en un vacunatorio, que colaboraron para ordenar filas, chequear turnos y datos», dijo Damián Monti, director de la oficina de Recursos Humanos del Municipio.

Los trabajos siguieron esta semana con «otras chicas a las que se les asignó pintar cordones y cunetas de la vía pública y seguirá con otra tanda la semana que viene, en una plaza, donde hay mucho para hacer».

Los trabajos consisten en realizar tareas de entre 10 y 15 horas, dependiendo de la actividad y las obligaciones del sancionado.

El infractor de las normas sanitarias debe presentarse en la oficina del Departamento de Recursos Humanos municipal para comprometerse a cumplir con la multa.

Será llamado en tres ocasiones, pero en el caso de no cumplir «se le aplica automáticamente la pena de 40 mil pesos», finalizó Monti.

Fuente: Mega Noticias