Con hacha y una pesa: hombre mata a ladrones que entraron a su campo y amarraron a su familia

Un violento y sangriento episodio se registró al interior de un campo cuando una familia fue víctima de un asalto, siendo amenazada y amarrada al interior de su hogar ubicado kilómetro 63 de la autopista Buenos Aires-Mar del Plata, en la zona de Etcheverry.

La situación quedó al descubierto al momento del arribo del dueño del campo, situación que generó un enfrentamiento, donde el hombre terminó con la vida de ambos agresores haciendo uso de un hacha y una pesa (mancuernas) de ejercicios.

Gritos, peleas y fatal desenlace

La investigación consignó que el hecho se registró cuando Javier Gabutti bajó de su auto y fue sorprendido por un hombre que le puso una pistola en la cabeza y lo obligó a entrar a la vivienda.

Ahí se percató que en una de las habitaciones, otro asaltante había atado a un joven de 20 años, a otro hijo menor y también a su esposa identificada como Noemí Avalos (47).

Tras conocer el panorama y, de acuerdo con el relato policial, el padre de los jóvenes reaccionó y en un confuso enfrentamiento con quien lo mantenía amenazado, lo golpeó con una mancuerna, dejándolo inconsciente, herida que provocó su muerte.

Así logró liberar a uno de sus hijos y fue en busca del segundo asaltante, quien optó por huir y en medio de su escape disparó al menos tres veces y, alcanzando una de las balas al padre de la familia.

Sin embargo, esto no lo detuvo y junto con su hijo lograron atrapar al desconocido, dándole un hachazo en el pecho que provocó la muerte inmediata del asaltante.

Legítima defensa

Tras el violento incidente, la policía llegó al lugar y se encontró con la fatídica escena: dos hombres fallecidos y el dueño del fundo herido, siendo trasladado a un centro asistencial, mientras que su familia presentó solo lesiones leves.

Pese a todo, el responsable de las muertes no quedó imputado por el momento por la fiscalía, según informó diario Clarín.

Ahora el caso está siendo investigado como «doble homicidio en ocasión de robo» y según las primeras diligencias, la acción de Gabutti se podría definir como «legítima defensa».

Bajo este panorama, se busca esclarecer el suceso y por lo pronto, la policía incautó un revólver calibre 38 y una pistola 9 milímetros de los ladrones, más el hacha y la mancuerna con la que padre y su hijo se defendieron.

Fuente: Mega Noticias