Taxista le da una paliza a mujer por su orientación sexual y cuestionar la tarifa

Una joven de Bogotá, Colombia, tuvo que recurrir a las redes sociales y a los medios de comunicación para denunciar a un taxista que la agredió por ser lesbiana.

De acuerdo a Noticias Caracol, la madrugada del pasado sábado 29 de mayo, Yeimy Paola Torres tomó un taxi junto a una amiga en la localidad de Chapinero con destino a la localidad de San Cristóbal, sector Las Brisas.

Cuando llegó a su casa, luego de dejar a su amiga, preguntó el precio del servicio al taxista, quien le respondió que eran más de 10 dólares. Ella consideró que el costo era muy elevado para la distancia recorrida, informó El Tiempo.

“El tipo me dice que son 40.000 pesos de Chapinero a acá. Eso es absurdo, yo le digo que está muy costoso. Él me pregunta: ‘¿Usted es lesbiana?’. Yo le digo: ‘Sí, pero ¿eso qué tiene que ver?’. Él me responde: ‘Ah, nooo, el ‘machito’ no va a pagar’”, detalló Yeimy al noticiero del canal colombiano Citytv.

Tras cuestionar su orientación sexual, el taxista la agredió con una herramienta de hierro, golpeándola numerosas veces en el rostro y la cabeza, rompiéndole también la nariz durante el violento suceso.

“Yo siento pánico. Agarro el celular para marcarle a mi hermana, pero él cierra el carro y saca la cruceta y empieza pegarme”, relata Yeimi.

La víctima condenó la naturaleza intolerante del ataque y agregó: “Es muy triste, no ven a la persona más allá. Yo me considero buena hija, buena hermana, para sufrir una cosa de estas. Yo me levanto, me miro la cara y digo ‘esta golpiza no tiene razón de ser’”.

Deberá realizarse una cirugía

Durante una entrevista con el programa radial “Sigue” de la estación de radio La W, la joven afirmó que se encontraba en buen estado de salud, pero que a raíz del ataque tiene varias lesiones en la cabeza, la espalda y el brazo, por lo que deberá ser sometida a una cirugía.

Por otro lado, aseguró que cuando se acercó a la policía para denunciar la placa del taxista, los oficiales que la atendieron le respondieron que si no tenía una orden de la Fiscalía no podían entregarle el nombre del dueño del vehículo.

Frustrada por el obstáculo burocrático y la poca colaboración de la línea de taxis, Yeimy decidió hacer pública la denuncia a través de las redes sociales, lo que derivó en una disculpa por parte de la compañía Taxis Libres, que ya expulsó al victimario de su nómina.

 

Fuente: Meganoticias