Sientan grave precedente contra el ejercicio periodístico en Falcón

Un hecho inédito en el estado Falcón ocurrió en horas de la noche de este jueves, cuando el periodista de reconocida trayectoria, Martí Hurtado Pimentel y su esposa, Nelly Pulgar de Pimentel, fueron aprehendidos por funcionarios de la Policía Nacional Bolivariana, en un allanamiento del que se desconoce si fue ordenado por un tribunal.

El procedimiento ha generado el repudio de todo el gremio periodístico regional por la forma en que se ejecutó.

El Colegio Nacional de Periodistas y el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Prensa se sumaron a las voces que rechazan la que parece una arbitraria detención, perpetrada en contra de un comunicador que llegó a ser corresponsal de medios nacionales.

Los hechos

Martí Hurtado Pimentel conduce un programa radial vespertino junto a su colega Epifanio Petit.

Al salir de la estación, pasadas las 7:00 de la noche, se trasladó a Cujicana para transportar al operador de guardia en la emisora y de allí se dirigió a su residencia, ubicada en la calle Peninsular del sector 23 de Enero de Punto Fijo.

Ya habían pasado las 9:00 de la noche cuando una importante cantidad de vehículos, sin ningún tipo de identificación, llegaron a su domicilio, advirtiendo a los vecinos que algo estaba sucediendo.

Un grupo de efectivos ingresó al inmueble, lo inspeccionaron y, presuntamente, incautaron distintas armas de fuego, entre cortas y largas, municiones y un número imprecisado de insumos médicos.

Los efectivos consumaron la aprehensión de la pareja, sin que le acompañasen en esta acción sus abogados o algún representante del Ministerio Público.

La hija del profesional de la comunicación advirtió a varios de sus compañeros y amigos lo que había sucedido y se activaron las gestiones para determinar quiénes se los llevaron y por qué.

Incomunicados

Tras más de 12 horas de incertidumbre, se conoció que la pareja había sido detenida por la División de Hurtos y Vehículos de la Policía Nacional Bolivariana, atribuyéndole distintos delitos, incluyendo peculado y porte ilícito de armas de fuego.

El comunicador estuvo incomunicado hasta cerca del mediodía de este viernes, cuando una representación del gremio periodístico pudo conversar con él y constatar que se encuentra en buen estado de salud.

El secretario de gobierno del estado Falcón, Henry Hernández, se apersonó en la sede policial a la que trasladaron a Hurtado Pimentel y es uno de los que ha gestionado personalmente su inmediata liberación.

Cabe destacar que Nelly Pulgar de Hurtado, esposa del reportero es médico e integrante de una conocida fundación, lo que justificaría la existencia de insumos médicos en su residencia.

Fuente: Notifalcón