Permitió que “amigos” ultrajaran a su “enamorada” de 14 años a cambio de dinero

El titular del Juzgado de Investigación Preparatoria de Sihuas (Áncash-Perú), Wilber Mendoza Asencios, dictó siete meses de prisión preventiva en contra de Waldir Liñán Linián por el presunto delito contra la libertad en la modalidad de explotación sexual en agravio de una menor 14 años.

Este sujeto mantenía una relación sentimental con la menor y habría permitido que tres de sus amigos la ultrajaran sexualmente a cambio de dinero.

Según información de la Corte Superior de Justicia de Áncash, el pasado 16 de mayo, la agraviada llegó procedente del centro poblado de Quilca del distrito de Acobamba a la ciudad de Sihuas, luego que su padre la echara de la casa. La menor pasó la noche en un hospedaje.

Al día siguiente se encontró con una mujer con quien fue a vender ropa al mercado local, a fin de ganar algo de dinero y permaneció con la vendedora hasta las 2 de la tarde del día 18. A esa hora, se encontró con su enamorado Waldir Liñán.

Este sujeto convenció a la menor a que lo acompañe a su habitación en un hospedaje de Sihuas. La agraviada le contó a Waldir que su padre la había botado de la casa y ese momento el acusado le prometió que iría a conversar con sus padres para pedir su mano y casarse; sin embargo, todo era parte de un plan para retener a la menor.

Seguidamente, el imputado habría llamado a su amigo Nerlin Matos Cancino, quien se alojaba en un cuarto contiguo, y lo dejó solo con la menor, quien afirmó fue ultrajada por este sujeto. Cuando Waldir regresó a la habitación, la agraviada le reclamó por lo sucedido, pero este, supuestamente, respondió que a él le pagaban por ello.

El 19 de mayo, la víctima habría sido violada por el segundo sujeto Enrique Matos Cancino, en circunstancias en que le llevó el desayuno. A las 9 de la noche del mismo día, llegó a la habitación Ambrosio Teodoro Morillo Carrillo, quien, presuntamente, también abusó sexualmente de la menor, aparentemente previo pago al imputado.

Al día siguiente, el investigado habría contactado nuevamente a Morillo Carrillo, quien se presentó en el referido hospedaje con la intención de mantener relaciones íntimas con la menor, pero en esta ocasión la agraviada se defendió. Este sujeto se retiró, pero antes amenazó con matarla si acaso lo denunciaba.

La madrugada del 21 de mayo, la adolescente pudo escapar del alojamiento, siendo encontrada deambulando por la ciudad de Sihuas por agentes de la Policía.

En mérito a las evidencias, el juez Wilber Mendoza Asencios ordenó que el acusado sea recluido en el penal de Huaraz por siete meses, en tanto se le investiga por el delito contra la libertad personal en la modalidad de explotación sexual en agravio de menor de edad.

Fuente: Perú 21