Doña Florinda inicia una batalla judicial contra los herederos de Chespirito

Florinda Meza, la actriz que dio vida a Doña Florinda en El Chavo del 8, se prepara para comenzar una verdadera guerra judicial contra los hijos de Roberto Gómez Bolaños, más conocido como Chespirito.

¿La razón? La actriz mexicana reclama su parte de los derechos de la popular serie de la década de los 70. Las acciones judiciales se dan en un marco de gran tensión entre los descendientes de Gómez Bolaños y Meza, que además de compañera de este en el set televisivo fue su esposa durante 10 años.

La famosa pareja compartió un largo e intenso vínculo. Cuando comenzaron a trabajar juntos, él estaba casado y tenía seis hijos. Ella estaba soltera, aunque venía de tener un affaire con otro compañero de la serie: Carlos Villagrán, quien interpretó a Quico. Como si estos dos factores no volvieran el romance lo suficientemente complicado, los actores también tenían una gran diferencia de edad: Bolaños era 20 años mayor de Meza.

Sin embargo y a pesar de todo, se enamoraron y comenzaron una relación que al principio se mantuvo en secreto y terminó en una boda celebrada en 2004. Meza y Bolaños siguieron juntos hasta la muerte del actor en 2014. En el transcurso de esos años, las cosas no fueron fáciles. Los actores de la serie denunciaron maltrato por parte de ella, con cierta complicidad de su marido. Además, los rumores de  infidelidades del actor -una fama que ya tenía desde su matrimonio anterior- nunca cesaron.

El reclamo de Doña Florinda

Según la prensa mexicana, la actriz estaría preparándose para demandar a los herederos de su esposo. Es que los hijos de Chespirito planean una serie de producciones en torno a la obra de su padre, como una biopic y un cómic sobre El Chavo del 8, que, por supuesto, no podrían hacerse sin la aparición de su personaje: Doña Florinda. Así, Meza busca reclamar los derechos sobre el legado de Bolaños y su participación en las ficciones que creó.

Además, mantiene un conflicto similar con la productora Televisa, por lo que, a través de su abogado, Guillermo Pous, ahora atacará judicialmente en varios frentes, todos ligados a derechos de propiedad intelectual, de imagen y de la vida de Chespirito. “No está buscando algo que pretenda adjudicarse”, manifestó el representante legal de la actriz. “Sino que se reparta como deba ser”.

Fuente: El Nacional