Contrató a dos sicarios para que mataran a su ex esposa e hijo, pero lo asesinaron a él

Un caso de sicariato tuvo un giro inesperado para un sujeto que contrató a dos personas para realizar un asesinato en Alto Hospicio, región de Tarapacá. Tras acordar el pago de un dinero, los asesinos a sueldo decidieron no concretar el crimen, pero sí cobrar la recompensa y dar muerte a su ‘empleador’.

El hecho se registró el pasado 10 de abril y terminó con la detención de dos ciudadanos de nacionalidad colombiana, identificados como Marvin Estupiñan Hurtado y Brayán Díaz Ardila, quienes quedaron en prisión preventiva.

Pagó $600 mil y terminó siendo apuñalado

En la audiencia, la fiscal (s) Alejandra Gálvez sostuvo que la víctima, identificada como Crescencio Gómez Mamani, concertó con Brayan Díaz Ardila el pago de 600 mil pesos si cumplía una tarea clara: dar muerte a una mujer y un hombre que vivían en un domicilio ubicado en la comuna de Alto Hospicio, resultando ser su exposa y su hijo.

La cita para cerrar el trato quedó para el pasado 10 de abril. No obstante, cerca de las 03:00 horas y tras recibir el pago por el servicio, los sicarios procedieron a asesinar a Gómez.

«Brayan Díaz apuñaló a la víctima en distintas partes del cuerpo provocándole unas 16 heridas cortopunzantes en el tórax, mientras Marvin Estupiñan la sujetaba del cuello», detalló la persecutora.

Tras el ataque, le robaron su teléfono celular y la billetera y su documentación junto con 30 mil pesos, para terminar huyendo del lugar y dejando al agredido mal herido, quien terminó falleciendo producto del brutal ataque.

Confesaron que no matarían a la mujer y planean robo

Tras ser detenidos, los acusados relataron los hechos, afirmando que la víctima los contrató para dar muerte a una mujer, que le debía más de 3 millones de pesos. Junto con mostrarles la casa donde vivía, Gómez les comentó que en el lugar habría un hombre que también debía ser asesinado.

Las diligencias realizadas por la PDI determinaron que el hogar apuntado correspondía al mismo domicilio de Gómez Mamani, quien ocupaba el primer piso, mientras en el segundo estaban su ex esposa e hijo.

Además, consignaron que los acusados confesaron el acuerdo para no dar muerte a la mujer, pero que sí perpetrarían el robo.

Bajo este panorama, Marvin Estupiñan Hurtado y Brayán Díaz Ardila fueron formalizados por la Fiscalía de Alto Hospicio por el delito de robo con homicidio y se fijó un un plazo de investigación de 80 días.

Fuente: Mega Noticias