NACIONALES

Laidy Gómez denunció las amenazas de las FAES ante el MP

La gobernadora del Táchira, Laidy Gómez, consignó en el Ministerio Público de San Cristóbal una denuncia para que se aclaren los hechos ocurridos este jueves en su contra, cuando se trasladaba por la zona norte del estado y fue presuntamente amenazada por funcionarios de las Faes.

En las afueras del MP, la gobernadora del Táchira Gómez confirmó que denunció a las Faes que este jueves interceptó y la amenazó con armas largas. «Ayer, cuando nos dirigíamos a una jornada de Intramujer en el municipio Ayacucho vimos una caravana de vehículos que nos pareció extraña. De último nos rebaso un vehículo tipo machito blanco sin placas, de ese vehículo se bajaron ocho personas con armas largas».

«Debo decir que estas personas desde que bajaron del vehículo siempre nos apuntaron a la cabeza. Las palabras de estas personas eran ‘solo seguimos órdenes gobernadora’, cuando mi asistente intentó tomar una foto en el momento, también le apuntaron a la cabeza», relató.

«Mis palabras a ellos fueron ‘por qué tenían que usar armas largas para amedrentarnos si no estamos en guerra’. Momentos después ellos ingresaron a su vehículo y se fueron del lugar. Denuncio este abuso de poder ante instancias nacionales como corresponde», dijo.

Gómez destacó que «es un hecho público y notorio que Freddy Bernal se desplaza con más de 10 escoltas en el tipo de vehículos que vimos ayer en este incidente. No tienen por qué amedrentar a funcionarios electos por el pueblo».

Aclaró que asistió a la Fiscalía porque primero debe agotar las instancias nacionales para luego acudir a las internacionales.

“Hoy estamos cumpliendo con el primer paso, pero quiero decirle al Faes esto no se queda aquí, vamos a activar todos los organismos de carácter internacional en materia de derechos humanos”.

Le pidió a los funcionarios de las Faes que utilicen la armas para velar por la soberanía de Venezuela. “Con esas mismas armas deberían de estar velando por la seguridad de los tachirenses, en Apure y con esas mismas armas deberían velar por la seguridad de los ciudadanos en la Cota 905”.

Al consignar la denuncia, la mandataria regional fue recibida por el Fiscal Superior del estado quien ya habría iniciado una investigación sobre los hechos.

Fuente: La Nación