EE.UU. insta a dejar de usar la cinta de correr de Peloton a quienes tienen hijos pequeños

La Comisión de Seguridad de Productos del Consumidor de Estados Unidos ha instado a las familias que tienen hijos pequeños o mascotas a que dejen de usar inmediatamente la cinta de correr Tread+ de la empresa Peloton. La advertencia, emitida este sábado, se debe al riesgo de lesiones y el peligro que el aparato presenta para los niños, semanas después de reportarse la muerte de un menor vinculada con el producto.

El regulador estadounidense investiga todos los incidentes relacionados con el modelo Tread+ que, de momento, suman 39 incluyendo el caso fatal. Los especialistas de la agencia gubernamental creen que la cinta de correr puede provocar rozaduras, fracturas y la muerte de niños pequeños, tras los informes de varios menores que se quedaron atrapados en el aparato o fueron arrastrados bajo el rodillo posterior.

Se estima que al menos un niño resultó herido cuando un adulto estaba usando la máquina ‘fitness’, «lo que sugiere que el peligro no puede ser evitado con tan solo bloquear el dispositivo cuando no se usa» y no se limita a los casos de acceso no supervisado de los menores al aparato, precisó el regulador en un comunicado.

También hay reportes de objetos y hasta mascotas que han quedado succionados debajo de la cinta de correr, algo que apunta a la posibilidad del «daño al usuario si este pierde el equilibrio como consecuencia», agrega la agencia. En uno de los videos difundidos se puede ver el caso de un niño que quedó atrapado en el aparato.

Si los propietarios de Peloton Tread+ deciden seguir usando la máquina, la Comisión de Seguridad de Productos del Consumidor insta a que por lo menos la guarden en una habitación cerrada para impedir el acceso de los niños y las mascotas y alejen todos los objetos que podrían quedar succionados y atrapados. Cuando el aparato no está en uso, se aconseja desenchufarlo y guardar la llave de seguridad fuera del alcance de los menores.

Por su parte, la compañía insiste en que su cinta de correr no es más peligrosa que cualquier otra máquina de entrenamiento y tachó de «inexacto y engañoso» el pronunciamiento del regulador estadounidense. «Como todos los equipos de ejercicio motorizados, Tread+ puede suponer un peligro si no se siguen las advertencias e instrucciones de seguridad», declaró Peloton, subrayando que su producto «no es para niños menores de 16 años».

«Peloton advierte a sus miembros de que no dejen que los niños usen Tread+ y que mantengan a los niños, mascotas y objetos alejados de Tread+ en todo momento. Cualquier propietario de una cinta de correr, ya sea de Peloton o no, debe seguir estas advertencias, ya que están incluidas en las normas de seguridad aplicables, que la Peloton Tread+ cumple», resumió la empresa en su declaración. Asimismo, la firma reiteró que su máquina es segura para el uso en casa y que es responsabilidad de los propietarios usarla correctamente, tal y como se indica en las instrucciones de seguridad.

 

Fuente: RT