BCV reporta desaceleración de la inflación en Venezuela

Según el Banco Central de Venezuela como ente emisor, la inflación en el país moderó su avance durante el mes de marzo y se desaceleró a 16,1%, mientras que durante el mes de febrero, la variación del índice nacional de precios al consumidor fue 33,8%. El indicador de marzo es mayor al registrado en el mismo mes de 2020 cuando se ubicó en 13,3%.

Para el BV la desaceleración de los precios obedeció a la menor cantidad de dinero en circulación que se registró en marzo, según economistas y el Observatorio Venezolano de Finanzas, que previamente había estimado la inflación del tercer mes del año en 9,1%, mientras reportó que la inflación en el primer trimestre fue de 127,8%, lo que ha seguido deteriorando el salario de los venezolanos. En la nación OPEP un sueldo mínimo equivale a 70 centavos de dólar.

La variación interanual de los precios fue 3.012,2%, según cálculos de Reuters. Los datos del emisor venezolano muestran que de los grupos que componen la inflación, el de salud fue que el registró la mayor variación a 21,7%, en momentos que el país enfrenta la pandemia del COVID-19 con un débil sistema de salud y el ingreso de las familias es limitado para atender los gastos de la enfermedad.

Los rubros que menos subieron de precios fueron servicios de educación y comunicaciones con variaciones de 7,8% y 10,8%, respectivamente, de acuerdo con el Banco Central. Desde fines de 2018 el gobierno venezolano ha flexibilizado las regulaciones oficiales, lo que ha incrementado el uso de monedas extranjeras en las compras de rutina. La firma local Ecoanalítica estimó recientemente que 67% de las transacciones de compra de bienes y servicios se hacen en divisas.

Fuente: Reuters.