Advierten de una grave laguna de seguridad que afecta a los millones de usuarios de WhatsApp

La firma de ciberseguridad Traced ha revelado una grave falla en la seguridad de WhatsApp que está alimentando una creciente industria de seguimiento y acoso de los usuarios y que es imposible de reparar. 

En un nuevo artículo titulado ‘Cómo una laguna del estado de WhatsApp está ayudando a los acosadores cibernéticos’, los expertos explican que, cuando alguien se conecta a la ‘app’ (es decir, la abre o la pone en primer plano), un indicador establece su estado como ‘En línea’. El problema es que se trata de información pública, de manera que cualquier persona «puede utilizarla para crear un servicio que vigile este indicador de estado en línea»

Según Traced, una serie de servicios explotan esta vulnerabilidad, prometiendo a quien los utilice «confirmar si sus sospechas son realmente ciertas» cuando cree que su pareja le es infiel, o revelar el «estado en línea de su hijo o esposa». «Nuestro servicio le permite realizar un seguimiento del estado en línea de un usuario de WhatsApp, así como con quién está intercambiando mensajes de texto y a qué hora», asegura un tercer rastreador.

La firma de ciberseguridad advierte que, debido a «la redacción inteligente y el hecho de que estas aplicaciones estén instaladas en el teléfono del acosador, en lugar de en el de su objetivo», estos softwares de vigilancia «no entran en las definiciones actuales de ‘stalkerware'», aunque pueden ser «igual de invasivos y dañinos».

¿Hay solución?

Por otro lado, el periodista y consultor especializado en el sector tecnológico Gordon Kelly asevera en un artículo para Forbes que «no hay nada que se pueda hacer al respecto».

Los usuarios de WhatsApp pueden pensar que es posible ocultar su estado en línea al cambiar la configuración ‘Visto por última vez’. Sin embargo, como admite WhatsApp en sus propias preguntas frecuentes, ‘Visto por última vez’ se refiere a la última vez que el contacto usó WhatsApp, pero «no puede ocultar su [estado] en línea«.

«No hay ninguna configuración dentro de WhatsApp que pueda evitar este tipo de monitoreo, no hay forma de saber si alguien lo está usando para mirar cuando te conectas, y no hay software que pueda detectarlo», resume Traced.

A los usuarios preocupados ante la posibilidad de ser vigilados, la firma solo ofrece dos soluciones: cambiar su número de teléfono o dejar de usar WhatsApp.

Fuente: RT