Hospitalización en cuidados intensivos por covid-19 puede alcanzar los 40.000 dólares

La reclusión de un paciente con coronavirus en las Unidades de Cuidados Intensivos de las clínicas privadas en el país puede alcanzar los 40.000 dólares, según los días que esté en esa área o de las condiciones de la persona. La información la ofreció Héctor Marcano, miembro de la junta directiva de la Clínica El Ávila.

“Son centros de atención de alta complejidad. No es una simple hospitalización, y esas terapias intensivas pueden alcanzar montos que superan los 2.000 y 2.500 dólares por día. Incluso a veces hasta más, de acuerdo con los procedimientos que se hagan y las condiciones que atraviesen los pacientes”, dijo en una entrevista con Unión Radio.

“Lo mínimo es entre 10 y 15 días. En el caso del coronavirus hemos encontrado con el fenómeno de que las hospitalizaciones suelen ser muy largas, curiosamente, y los pacientes pasan muchos días en cuidados intensivos y eso, por supuesto, impacta en los costos”, agregó.

Dijo que, en el caso de los contagiados, hacen lo posible para evitar que vayan a terapia intensiva porque, aseguró, saben que en esa área los pacientes son complicados de manejar y tienen alta mortalidad. Sin embargo, las UCI en todos los centros de atención están prácticamente copados.

Clínicas privadas, con enormes deudas

El directivo de la Clínica El Ávila aseguró que los centros de salud privados tienen enormes deudas con las compañías aseguradoras.

“Hay un retraso en pagos y en estas cosas no se puede uno retrasar. Tiene uno que tener todos los insumos y medicamentos necesarios, todos los equipos de protección necesarios y esos costos son importantes. Superan los montos, tenemos también deudas importantes de particulares que impactan el flujo de caja y los correctos funcionamientos de las clínicas, y simplemente es porque nuestro sistema de costos es sumamente elevado”, señaló.

Marcano aseguró que jamás detendrán la atención de un paciente o la condicionarán al tema económico. Manifestó que hay pacientes que ingresan a las Unidades de Cuidados Intensivos en medio de problemas financieros muy severos debido a los gastos médicos derivados por la enfermedad.

“Nosotros jamás vamos a limitar la atención por esa causa. Entendemos que la vida humana está por encima de todo eso y se le presta toda la atención aún cuando resulte finalmente en un perjuicio económico para la clínica pero es que eso, por encima de eso está la vida del paciente”, aseguró.

Comunicó que con frecuencia la directiva de la clínica mantiene reuniones directivas y con los gerentes para evaluar cómo paliar y reducir los costos y así hacer frente a la situación porque, subrayó, se convirtió en un problema serio mantener el flujo de caja.

Agregó asimismo que tienen una política de tener a los empleados lo más satisfechos posible dentro de las limitaciones que se han presentado.

Fuente: El Nacional