Venezolanos escapan por el llano ante cerco sanitario en Táchira

Desde el 14 de marzo la administración de Nicolás Maduro decretó un cerco sanitario en Táchira, por la segunda ola de casos de coronavirus a causa de la variante brasileña, un virus más contagioso y agresivo.

Pero a pesar de mantener cerrados todos los accesos del estado andino, la estampida de venezolanos escapando de la crisis económica, política y social no ha cesado. Jóvenes siguen buscando sin tregua lugares de acceso a la frontera colombiana y lo hacen penetrando la llanura de Apure por el Río Arauca.

Para los venezolanos el hambre resulta más peligrosa que la pandemia. Algunos caminan por días enteros, muertos de hambre, deshidratados e insolados, y hasta sin nada en los bolsillos. Son los que se van en situación de indigencia.

Los que tienen más recursos lo hacen con el dinero justo para pagar los pasajes de cada autobús que les toca tomar para llegar a la frontera. Una vez en territorio neogranadino están a la buena de Dios.

«Los venezolanos están utilizando de nuevo pasos fronterizos que habían sido olvidados por los riesgos que se corren. Los criollos además de someterse al matraqueo en las 23 alcabalas que se consiguen de Barquisimeto al Río Arauca, tienen que lidiar al llegar a Apure con los elenos de la guerrilla colombiana», contó un transportista a LA PRENSA, quien pidió no ser identificado, refiriéndose a los miembros del Ejército de Liberación Nacional (ELN).

Fuente: La Prensa Táchira