Brasil pide ayuda a la industria farmacéutica en medio del colapso hospitalario

El Gobierno federal brasileño pidió ayuda este lunes a los representantes de la industria farmacéutica, en medio de la crisis hospitalaria que vive el país suramericano por la pandemia del covid-19, y que ha sido desestimada por el presidente Jair Bolsonaro.

Frente a las críticas a la Administración de Bolsonaro por su deficiente gestión para hacer frente a la pandemia del coronavirus, las autoridades sanitarias sostuvieron reuniones con representantes de la industria farmacéutica para buscar soluciones a la crisis sanitaria.

Pese a que el sistema hospitalario de Brasil se encuentra prácticamente colapsado, con la mayor parte de los estados con más del 90 % de ocupación de camas en las Unidades de Cuidados Intensivos (UTI), el Gobierno federal afirmó que ha actuado «incansablemente» para garantizar la «asistencia necesaria a todos los estados y municipios».

Tras reunirse con representantes de la industria farmacéutica, el Ministerio de Salud informó en un comunicado que se propuso embargar los insumos excedentes de las industrias farmacéuticas, con la condición de que no hayan sido comprometidos previamente en contratos firmados.

Además, el Gobierno federal ofreció mejorar el flujo de información sobre las reservas médicas disponibles, además de realizar «subastas nacionales» de fármacos, vía electrónica, para que los estados puedan consultar estos insumos.

Por otra parte, la cartera de Salud propuso recurrir al mercado internacional, mediante la Organización Panamericana de la Salud (OPS), para la compra de estos productos.

El Ministerio de Salud informó que la adquisición de los kits de intubación es responsabilidad de los estados y municipios brasileños. No obstante, el Gobierno federal apuntó que monitorea los insumos médicos y comparte la información de la industria y distribuidores «para que los estados puedan realizar» las solicitudes de compra.

Crisis sanitaria

Brasil vive un trágico momento con un promedio de más de 2.200 muertos diarios en los últimos siete días.

En las últimas 24 horas, las autoridades notificaron 49.293 casos positivos de covid-19 y 1.383 decesos por esta enfermedad.

La nación suramericana ocupa el segundo sitio a nivel mundial respecto al número de contagios acumulados y fallecimientos, con 12 millones de infectados y 295.425 víctimas fatales, respectivamente.

No obstante, Bolsonaro afirmó este fin de semana que «Brasil está dando ejemplo», al ser «uno de los pocos países que está a la vanguardia en la búsqueda de soluciones» para enfrentar la pandemia del covid-19.

Este fin de semana, al menos 500 economistas, entre ellos cuatro exministros de Hacienda y cinco expresidentes del Banco Central, publicaron una misiva donde piden que se apliquen medidas de «urgencia» y defienden el confinamiento para frenar el covid-19.

En una carta, calificaron la situación económica y social de Brasil como «desoladora» y exigieron que se acelere el ritmo de vacunación o la distribución gratuita de mascarillas, entre otras medidas.

 

 

Fuente: RT