Tortura en España: Detenidos por secuestrar, tatuarle penes en la cara y coserle los dedos a un discapacitado

La Policía Nacional ha detenido en Manacor (Mallorca) a siete personas, cuatro mujeres y tres hombres, por secuestrar y torturar a un hombre con discapacidad. Los acusados retuvieron durante varios días a la víctima para realizarle prácticas de sadomasoquismo. Según ha publicado Última Hora, al denunciante, con un 38 % de discapacidad intelectual, le tatuaron en la cara penes y el símbolo de Playboy, le cosieron los dedos de los pies, le cerraron la boca con pegamento, le clavaron chinchetas y le arrancaron las cejas, entre otras prácticas vejatorias.

La propia víctima denunció los hechos cuando logró escapar del piso donde llevaba tres días encerrado. Agentes de la Policía Nacional se personaron en la vivienda y detuvieron a siete personas, todos jóvenes de entre 20 y 39 años y de origen español. Los arrestados, cuyo número puede aumentar en las próximas horas, pasarán a disposición judicial este jueves, acusados de detención ilegal, lesiones y vejaciones, mientras la víctima ha sido trasladada al Hospital de Manacor.

Los hechos ocurrieron la pasada semana en una vivienda de la localidad mallorquina de Manacor. En su declaración ante la Policía Nacional, la víctima ha explicado que publicó un anuncio en Facebook y Mil Anuncios para convocar un juego de rol sexual con elementos sadomasoquistas y de travestismo. Varias personas contactaron con él y formaron un grupo de Whatsapp, donde participaban los ahora detenidos.

Según ha explicado la víctima, les hizo firmar un contrato sacado de Internet donde se presentaba como productor y director de un concurso bajo el título de ‘Cambio de Look’. A cambio de una cantidad de dinero, entre los 500 y los 3.000 euros, los participantes debían hacer pruebas de atrevimiento, sexuales y de sadomasoquismo suave. Los ahora detenidos aceptaron y acudieron a casa de una de ellas, donde tuvieron secuestrado al hombre durante todo el fin de semana mientras le infringían diversas vejaciones físicas y psíquicas.

Fuente: ABC