Entrevista del príncipe Enrique y Meghan se convierte en uno de los programas más vistos en EE.UU.

Unos 17,1 millones de espectadores vieron la entrevista que el príncipe Enrique y su esposa Meghan Markle concedieron a Oprah Winfrey, reveló este lunes la CBS, que la emitió la noche del pasado domingo, recoge Reuters.

Según la cadena, la entrevista de dos horas, durante la cual los duques de Sussex abordaron varios temas, desde su boda y el sexo de su segundo bebé hasta el trato que recibió Meghan por parte de la prensa y los pensamientos suicidas que en algún momento enfrentó, logró una mayor audiencia que cualquier programa especial de entretenimiento desde la transmisión de los Oscar en febrero del 2020, que fue vista por 23,6 millones de personas.

Además, se trata del programa más visto durante un domingo en horario de máxima audiencia en más de un año, que no está relacionado con la Super Bowl, que atrae regularmente a unos 100 millones de espectadores, detalló la CBS. Mientras, la etiqueta #OprahMeghanHarry y sus derivadas fueron tendencia en Twitter y estuvieron entre los cinco temas principales durante y después de la emisión.

Esta fue la primera entrevista que concedió la pareja desde que se apartó hace un año de la familia real británica y que reveló varias intrigas de palacio, incluyendo la sorprendente afirmación de que Markle pensó en suicidarse debido a la presión a la que se enfrentaba. Después de la boda real, la exactriz no podía usar su pasaporte o tarjetas de crédito porque le quitaron todo y se sintió atrapada. «Todo esto estaba pasando solo porque estaba respirando», afirmó Markle. «Simplemente ya no quería seguir viva», agregó.

Por su parte, el príncipe Enrique declaró que si él y su esposa decidieron irse del Reino Unido fue «en gran parte» por el racismo. Mientras, la duquesa de Sussex afirmó que, cuando estaba embarazada de su primogénito Archie, en la familia real hubo «preocupaciones y conversaciones sobre cuán oscura podría ser su piel cuando naciera». También quedó sorprendida cuando le dijeron que su hijo no iba a recibir el título de príncipe y gozar de la protección del Palacio. Su marido luego señaló que el miembro de la familia real que hizo comentarios racistas a raíz del nacimiento de su hijo no era la reina ni el príncipe Felipe.

La pareja también anunció que Markle, que está embarazada de su segundo bebé, está esperando una niña, que nacerá el próximo verano. «Tener un niño y luego una niña, ¿qué más se puede pedir?», dijo el príncipe Enrique. «Ahora somos una familia de cuatro», agregó.

Fuente: RT