Lanzaron a venezolano desde un tercer piso en Perú

Wilmer Jaimes Colmenares, de 41 años de edad, trabajaba en la zona industrial de Villa El Salvador, y justo detrás de donde laboraba, fue víctima de una golpiza, donde lo lanzaron desde un tercer piso, ocasionándole la muerte. Él era de Michelena, estado Táchira, reseñó el diario La Nación.

La denuncia la hace Karla Tapias, prima hermana del joven que falleció este sábado 13 de febrero, presuntamente por haber recibido una golpiza cerca de su lugar de trabajo en Lima.

Karla Tapias, primera hermana del joven muerto, prima hermana del joven que falleció este sábado 13 de febrero, presuntamente por haber recibido una golpiza cerca de su lugar de trabajo en Lima.

Tapias, dijo a Diario La Nación que ha indagado junto con el círculo de amigos de la víctima sobre sus últimos días de vida, para saber que habría generado esta desgracia que enluta a otra familia venezolana.

Su prima, desde Perú, relata lo ocurrido y exige justicia por su familiar, y por todos los venezolanos, quienes están siendo víctima de la xenofobia.

Wilmer, tenía cuatro años viviendo en Lima, y dos días antes de su desgracia, habría estado junto con unos amigos de Michelena y con otras personas, pero una mala jugada hizo que todo cambiara.

“Ellos tenían dos días tomando, pero no sé, pareciera que le hubiesen echado algo en el trago, porque uno de ellos, fue a trabajar y llegó como hablando solo, actuando raro (…) aquí (Perú) hay mucha maldad, uno tiene que saber con quién anda, porque es otro país, la xenofobia a los venezolanos está muy marcado acá, Wilmer era ingeniero agroindustrial, y trabajaba cerca de la fábrica donde le pasó eso”.

“No tenía ni un cuchillo”

“Me dijeron que en la mañana mi primo hablaba incoherencias, veía a los muchachos donde trabajaba y supuestamente no los reconocía, él estaba ido, desorientado, a la señora que grabó el vídeo, le llegaron a preguntar qué pasó, ella dice que lo vio caminando normal, y tal vez se confundió, entró a ese piso y lo empezaron a empujar, y a dar golpes, pero como acá están con la xenofobia, lo agarraron entre todos, lo amarraron con papel envoplast, y lo lanzaron desde el tercer piso y cuando cayó le entraron a patadas” con tristeza relata su prima.

La víctima no tenía ni un cuchillo para que lo hubiesen confundido con un ladrón, dijo la mujer. “Alguien que va a robar por lo menos tiene un cuchillo, y él no tenía absolutamente nada, parece ser que una patada le desprendió el hígado, y esa fue la causa de la muerte, ayer me llamaron para reclamar el cuerpo en la morgue, pero yo no tenía los documentos de él, porque todo lo dejó en la habitación”.

Karla Tapias, exige justicia para Wilmer, quien a sus 41 años de edad, perdió la vida, producto a una golpiza por un grupo de personas que hasta el momento no han sido investigadas y mucho menos, detenidas.

“Yo quiero poner esta denuncia, para que esto no siga ocurriendo, no se puede estar matando a personas inocentes, el sábado fue él, mañana puede ser otro simplemente por xenofobia, cuando se fue a la policía para saber qué información tenían, lo tenían hasta registrado con otro nombre, que era colombiano, y quieren hacer pasar el hecho como si mi primo estaba robando, porque ayer cuando los compañeros de él se fueron a preguntar qué sucedió, los policías se pusieron nerviosos, y no quieren entregar ni los vídeos de las cámaras de seguridad” culminó la mujer.

 

 

Fuente: La Nación