Obispo de Punto Fijo dio inicio a la Cuaresma poniendo cenizas en la cabeza

La misa que se celebró este miércoles de cenizas en la catedral Nuestra Señora de Coromoto, fue ofrecida por el obispo Carlos Cabezas, quien llamo a amarse, amar al prójimo y a Dios.

«Dediquemos tiempo a amarnos, a amar a Dios, al prójimo, ayudemos a alguien sin presumirlo, sin necesidad de ponerlo en todos los estados», dijo el obispo.

La misa que extendió el llamado a obrar bajo las normas de Dios, también extendió la invitación a usar la Cuaresma para reflexionar sobre las acciones que se hacen a diario.

La catedral estuvo a casa llena, un feligrés en cada esquina de banco respetando las medidas de bioseguridad y con sus mascarillas. Al entrar al templo colocan gel antibacterial para las manos y desinfección de los zapatos.

Durante la celebración el obispo colocó las cenizas, esta vez, las dejó caer sobre la cabeza para evitar el contacto directo.

Fuente: Irene Revilla / Notifalcón