Padres y sus tres hijos murieron de COVID-19 en Táchira

José António Gómez, su esposa Verónica García Fuentes, y sus tres hijos: Nicol, Jhoneiker Stiven y Jhoneiker Enmanuel, perdieron la vida en el estado Táchira por sintomatología asociada al COVID-19.

De acuerdo a la crónica del diario La Nación, Verónica comenzó a sentir malestar la segunda semana de diciembre, con mucha fiebre, estornudos y malestar general. Se realizó las pruebas rápida y PCR, en las cuales resultó positivo para COVID-19, pero prefirió guardar silencio y se aisló en su casa.

A finales de diciembre, el esposo decide ir a compartir en una fiesta familiar. Ella se queda en casa, y cuándo él está en el sitio le llama para pedirle que se regrese, informándole que tiene COVID-19 y que él podría estar infectado.

Desde ese momento todos se aislaron en su hogar por prevención, a pesar de que el esposo y los hijos dieron negativo para la prueba rápida.

Para efectos familiares, todos tienen una “gripe muy fuerte”, y en aislamiento toman remedios caseros. Hoy en día, todos están muertos.

Lee la historia completa El Silencio de Verónica en el portal del diario La Nación en este enlace.

 

 

Fuente: El Pitazo