La ayuda llegó a Santa Ana, pero falta más (VIDEOS)

Los habitantes de Santa Ana, municipio Carirubana habían quedado incomunicados desde el pasado viernes cuando un deslave del monumento natural Cerro Santa Ana afectó a más de 1.000 familias. 24 horas después fue que pudieron avisar lo que había sucedido, desde entonces muchos se han sumado a ayudar al noble pueblo, pero falta mucho por hacer.

El equipo de Notifalcón caminó las calles de Santa Ana para conocer la versión de quienes desde el pasado viernes no han hecho más que limpiar, salvar lo poco que les quedó y rezar para que el cerro no vuelva a tener otro deslave.

Fatima Guerra, habita en la calle 22 de la calle Miranda, el barro alcanzó un metro dentro de su casa, perdió la cocina, nevera, ropa y todos los enseres. La casa la limpió junto a su hija, actualmente quedaron a la bondad de los vecinos y familiares porque quedaron sin nada.

Hasta este jueves, no habían sido visitados por los entes gubernamentales, solo habían contado con la solidaridad de los vecinos y la familia.

Así como la familia Guerra, hay otras que no han sido atendidas y otras que les donaron algunos enseres, pero carecen de algo tan importante como una nevera o una cocina.

A la comunidad también han ido diferentes fundaciones, entre ellas Cáritas Venezuela que han llevado jornadas de salud, alimentos y ropa, sin embargo falta mucho por hacer. El abandono que tenía la población de Santa Ana se juntó con las consecuencias del deslave, dejándolos aún peor de lo que ya estaban.

Fuente: Irene Revilla/ Notifalcón