Desbordamiento en Táchira causó la pérdida total de más de 100 viviendas

Más de 100 viviendas en el sector Mi Pequeña Barinas de San Antonio del Táchira quedaron completamente inhabitables luego del desbordamiento de la quebrada La Dantera debido a las fuertes lluvias que cayeron el pasado domingo. La mayoría de las casas estaba levantada con zinc y madera, otras ubicadas en zonas de alto riesgo.

En el barrio Sucre nueve familias perdieron su hogar. Las autoridades del municipio Bolívar realizaron la entrega de colchonetas, ollas, kits de higiene personal y de bioseguridad, cobijas, sábanas, toallas sanitarias y pañales, señaló La Nación.

El alcalde William Gómez señaló que al menos 270 familias resultaron afectadas en menor grado. Agregó que lograron identificar que muchos de los afectados son migrantes internos, que desde hace más de dos años se establecieron en esa zona.

Táchira: tercera víctima en Rubio

La periodista Judith Valderrama informó en Twitter este martes que funcionarios de Protección Civil rescataron un tercer cuerpo arrastrado por las aguas en Rubio luego de la crecida del río Carapo, ocurrida el sábado pasado.

La víctima, identificada como Elba Velazco, estaba desaparecida y la encontraron en el sector El Playón del municipio Junín. Las autoridades pudieron recuperar los otros dos cadáveres el mismo día del desbordamiento.

Freddy Bernal, dirigente del régimen en Táchira, informó en ese entonces que más de 3.000 familias y unas 1.260 viviendas afectadas en Rubio.

Laidy Gómez, gobernadora del estado Táchira, indicó este martes, en una entrevista con el periodista Sergio Novelli para VPI TV, que dos personas fallecieron en el sector La Palmita.

Ocumare de la costa, también afectado

En Ocumare de la Costa de Oro, en el estado Aragua, al menos 15 viviendas resultaron anegadas producto de la fuerte precipitación de la mañana del lunes.

Francisco Da Silva Rodríguez, director municipal de Protección Civil en esa localidad, indicó que no hubo crecida de ríos porque la lluvias cayeron en mayor medida hacia la zona de la playa, reseñó El Aragüeño.

Manifestó que, a pesar de no contar con los equipos y las herramientas que se necesitan para atender la situación, de mantenían desplegados para prestar apoyo a las personas que perdieron sus enseres. También en alerta ante cualquier eventualidad.

Fuente: El Nacional