Olvido y desolación se observó en cementerio de La Vela durante el día de los fieles difuntos

Desolado, enmontado, lápidas destrozadas y sin los tradicionales colores de las flores y coronas lució este lunes 2 de Noviembre, Día de los Fieles Difuntos, el cementerio de La Vela en el Municipio Colina.
A pesar que se trata de una fecha guardada tanto por familiares como seres queridos para acudir a este lugar, destino final de sus deudos, se puede observar a través de las gráficas la ausencia de personas en el referido camposanto.

Aunado a esto, el lugar del eterno descanso de todos los seres terrenales se encuentra en deplorables condiciones para visitarlo debido a la cantidad de maleza que cubre las lápidas y panteones en cuyas estructuras se esconden animales y hasta personas inescrupulosas esperando por hacer sus fechorías, ya que carece de vigilancia y seguridad para los visitantes.

El deber y la costumbre de los veleños de acompañar a los difuntos cada 2 de Noviembre puede ser que no se esté perdiendo, sino que en el País la situación cambió económicamente y para un familiar comprar flores, velas o velones le cuesta el triple, en comparación con el año pasado, aunado a la pandemia del Covid-19 que mantiene a las personas en sus hogares y temerosas ante el virus.

A pesar de que los familiares están en la obligación de conservar estos espacios en las mejores condiciones como homenaje a su ser querido, los cementerios que son de carácter público, son administrados por el Estado a través de las Alcaldías; por lo tanto, le corresponde al Poder Público Municipal su conservación y administración, de acuerdo a lo normado en las ordenanzas municipales que los crean, y en cumplimiento de reglas sanitarias.

Fuente: Prensa Noticia Digital / Notifalcón